Desarticulado un grupo organizado, asentado en La Rioja, especializado en asaltos a comercios

Asentados en la comunidad riojana actuaban principalmente en el norte de España LOGROÑO, 15 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado un grupo organizado especializado en los robos con fuerza en establecimientos comerciales. Hay siete detenidos y se han esclarecido hasta el momento catorce asaltos cometidos principalmente en La Rioja, donde estaban asentados, y provincias colindantes, según informó hoy la Jefatura Superior de Policía de La Rioja.

Señalaron que se desplazaban en vehículos de gran cilindrada hasta sus objetivos y realizaban vigilancias previas para determinar las medidas de seguridad de que disponían. En los tres registros realizados en Logroño se han recuperado efectos procedentes de los robos así como gran cantidad de herramientas empleadas para su comisión.

DESARROLLO DE LA OPERACIÓN

A finales del mes de febrero se inició una investigación sobre un grupo delictivo que, al parecer, contaba con la infraestructura y los medios necesarios para llevar a cabo robos con fuerza en establecimientos comerciales. La organización desarticulada actuaba principalmente en el norte de España y entre sus objetivos se encontraban principalmente bares y restaurantes, en los que obtenían importantes cantidades de dinero en efectivo.

Los detenidos actuaban en "baterías", compuestas por entre tres y cuatro individuos, cada una con unas tareas determinadas. Realizaban vigilancias previas de sus objetivos en las que recogían información sobre las medidas de seguridad de que disponían -cámaras, alarmas, rejas- y planificaban las posibles vías de escape tras el robo. Una vez seleccionado el establecimiento que iban a asaltar se desplazaban hasta el lugar a bordo de sus vehículos. Allí actuaban los encargados de acceder al interior del local tras inutilizar las medidas de seguridad mediante el uso de los numerosos útiles y herramientas que les han sido intervenidos.

Además, para darles cobertura establecían un cordón de seguridad, cuya misión consistía en la vigilancia y el control de la zona de acción durante el robo y después del mismo. Actuaban como vehículo lanzadera en la huída, con el fin de detectar y evitar posibles controles policiales hasta su llegada a los pisos de seguridad donde almacenaban lo sustraído.

Una vez identificados todos sus componentes y localizados sus domicilios se estableció un dispositivo policial que culminó con el arresto de sus siete integrantes. Se han practicado tres registros en Logroño en los que se han recuperado numerosos efectos procedentes de los robos así como gran cantidad de herramientas y otros útiles empleados en los asaltos.

La operación ha sido realizada por investigadores del GRECO Levante, de la Comisaría General de Policía Judicial, junto con agentes de la Brigada de Policía Judicial de la Jefatura Superior de Policía de la Rioja y del Grupo de Policía Judicial de la Comisaría Local de Leganés (Madrid).

Se intervinieron diversos útiles y herramientas para realizar los robos (patas de cabra, gatos hidráulicos, mazas, cizallas, llaves de pico de loro, destornilladores); llaves modificadas para facilitar la apertura de las puertas de seguridad; 3.000 euros en efectivo; dos vehículos con los que efectuaban los robos; teléfonos móviles; y joyas, relojes y otros efectos procedentes de los robos.