Sucesos.- El asesino de la calle Santaló iba con la cara tapada y abandonó el arma cerca

BARCELONA, 9 (EUROPA PRESS) El hombre que esta mañana mató con un arma de fuego a otro en la confluencia de la calle Santaló y la Travessera de Gràcia de Barcelona llevaba la cara tapada, según explicaron a Europa Press fuentes policiales, y abandonó el arma muy cerca del lugar, explicaron varios testigos. Poco antes de las 8.15 horas, el agresor, encapuchado, se acercó a la víctima, le disparó como mínimo una vez y huyó a pie. Aunque algunos testigos explicaron que la víctima había recibido un disparo en la frente, la policía no confirmó este extremo. Lo que sí pudieron comprobar los numerosos periodistas que acudieron al lugar es que el hombre perdió mucha sangre. La víctima, que quedó tumbada boca abajo, era un hombre de mediana edad vestido con un traje y llevaba un maletín y una maleta un poco más grande, también según una testigo consultada por Europa Press. Poco después llegaron los primeros coches de Mossos d'Esquadra y ambulancias, que se encontraron el cuerpo frente a una sucursal bancaria y una tienda de ropa, que quedaron acordonadas por la policía, en pleno barrio de Sant Gervasi-Galvany y con numerosos transeúntes y conductores. Uno de los peatones incluso hizo una foto del cadáver con su teléfono móvil y la enseñó a las cámaras de televisión; después, explicó lo que vio a los agentes. Con la Travessera de Gràcia cortada más de una hora, la policía científica buscó por la acera algún rastro que pudiera ayudar a la identificación, pero poco después los servicios municipales limpiaron la zona. Un testigo, Carlos, explicó a Europa Press que oyó una "detonación" y pensó que había sido un "petardo", pero a continuación vio a gente corriendo y gritando. Al acudir al lugar, se encontró a una joven de unos 16 años llorando y explicando que habían disparado a un hombre. Un motorista que pasaba por la zona en aquellos momentos, Iván Colmena, explicó que al ver el cadáver y un gran charco de sangre a su alrededor pensó que se había suicidado tirándose desde un balcón o una ventana, pero después le contaron que le habían asesinado.