Acuerdo entre EEUU y Rusia para reabrir conversaciones sobre armas nucleares

  • Londres, 1 abr (EFE).- EEUU y Rusia han alcanzado un acuerdo para reabrir sus conversaciones para la reducción de cabezas nucleares, la primera negociación significativa sobre armamento entre los dos países desde 1997.

Londres, 1 abr (EFE).- EEUU y Rusia han alcanzado un acuerdo para reabrir sus conversaciones para la reducción de cabezas nucleares, la primera negociación significativa sobre armamento entre los dos países desde 1997.

En un comunicado conjunto al término de su reunión celebrada hoy en Londres, la primera entre ambos, el presidente de EEUU, Barack Obama, y el líder ruso, Dmitri Medvédev, anunciaron su intención de llegar a un acuerdo sobre la reducción a efectuar antes de que expire el pacto START actual en diciembre de este año.

El Tratado para la Reducción y Limitación de Armas Ofensivas Estratégicas (START) actual, apuntaron los dos presidentes, "ha cumplido su propósito y los niveles máximos de armamento estipulados en el acuerdo se alcanzaron hace tiempo".

Por ello, señalan, han decidido comenzar la negociación para "un acuerdo nuevo, exhaustivo y vinculante para la reducción y limitación de armas estratégicas que sustituya al START".

El acuerdo futuro buscará, explican los dos líderes, niveles de reducción armamentística menores que el actual Tratado de Moscú sobre Reducciones de Armamento Estratégico Ofensivo de 2002, e impondrá medidas de verificación.

El nuevo pacto buscará "mejorar la seguridad de ambas partes", así como "la estabilidad de las fuerzas estratégicas ofensivas" de los dos países, indica el comunicado, que indica que los negociadores tendrán que informar de sus progresos el próximo julio.

En una declaración paralela, los dos presidentes, que buscaban relanzar la relación bilateral tras varios años de frialdad entre los dos países, expresaron su resolución de colaborar en asuntos como la "seguridad internacional o la estabilidad estratégica".

Al mismo tiempo, se declararon dispuestos a abordar sus desacuerdos "de manera abierta y honesta, en un espíritu de mutuo respeto y reconocimiento de la perspectiva del otro".