Científicos piden un cambio en la estrategia nuclear de EE.UU.

  • Washington, 8 abr (EFE).- Un grupo de científicos pidió hoy al presidente Barack Obama modificar "de manera fundamental" la planificación de la estrategia nuclear de Estados Unidos, como condición vital para reducir los arsenales en todo el mundo.

Científicos piden un cambio en la estrategia nuclear de EE.UU.

Científicos piden un cambio en la estrategia nuclear de EE.UU.

Washington, 8 abr (EFE).- Un grupo de científicos pidió hoy al presidente Barack Obama modificar "de manera fundamental" la planificación de la estrategia nuclear de Estados Unidos, como condición vital para reducir los arsenales en todo el mundo.

Esta recomendación aparece en un informe titulado "Del contraataque a la disuasión mínima: una nueva política nuclear hacia la eliminación de las armas atómicas", presentado en Washington.

En su visita a Europa esta semana, Obama instó a las grandes potencias a reducir sus armas nucleares para lograr en última instancia la eliminación completa de esos armamentos.

En un discurso en Praga, Obama manifestó el compromiso de su país -"la única potencia que ha hecho uso de una bomba atómica y tiene por tanto el deber moral de actuar"- de "buscar la paz y la seguridad de un mundo sin armas nucleares".

Estados Unidos utilizó bombas nucleares contra las islas japonesas de Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial.

La Federación de Científicos de EE.UU. (FAS) y el Consejo de Defensa de los Recursos Naturales manifestaron en el informe que en la concreción de ese objetivo Estados Unidos debe abandonar la misión central de sus fuerzas nucleares que ya cumplió casi cinco décadas.

Esa misión consiste en lo que califican como "la contrafuerza", es decir la capacidad estadounidense de destruir al enemigo, sus armas, su mando, sus instalaciones de control y sus líderes principales.

"La justificación actual para mantener un arsenal de armas nucleares ya no existe", indicó Ivan Oelrich, vicepresidente de FAS y uno de los autores del informe.

"Para conseguir futuras reducciones en el número de armas, tenemos que eliminar las misiones que se les han asignado", dijo.

Según Robert Norries, investigador del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales, el presidente Obama dio un primer paso al indicar el compromiso de EE.UU. de lograr un mundo sin armas nucleares.

"Nosotros le presentamos ahora los cambios radicales que se necesitan en la política de Estados Unidos para convertir el desarme en una realidad", manifestó.

El informe de FAS y del Consejo de Defensa de los Recursos Naturales establece seis puntos principales en los que afirma que la actual doctrina nuclear es "un artefacto" de la Guerra Fría que debe modificarse de manera radical.

"La misión de la contrafuerza y todo lo que implica debería ser abandonada de manera pública y explícita y reemplazada con una doctrina menos ambiciosa", señala.

También indica que se debería adoptar "una misión mínima de disuasión" como paso hacia la eliminación total de las armas nucleares.

En esta transformación, dice el informe, el presidente debe participar de manera continua con instrucciones específicas y directas al sistema de seguridad nacional.

Una vez formulada la nueva política, el presidente debería anunciar públicamente la nueva función que tendrán las armas nucleares así como el nuevo tipo de objetivos.

Bajo el liderazgo estadounidense, el proceso debería conducir a la participación de otras potencias nucleares con el fin de conseguir la abolición global de las armas atómicas.

Por último, el informe indica que la nueva estrategia podría aplicarse con las armas actuales.

La Federación de Científicos de EE.UU. (FAS) fue creada en 1945 por los físicos que participaron en el proyecto Manhattan que fabricó la primera bomba atómica.