El Gobierno francés desembolsará 10 millones de euros para indemnizar a las víctimas de las pruebas nucleares

PARÍS, 24 (Reuters/EP) El Gobierno francés indemnizará a las víctimas de las pruebas nucleares realizadas hasta 1996, según confirmó el ministro de Defensa Herve Morin, quien con sus declaraciones pone fin a las discrepancias históricas por reconocer oficialmente los efectos secundarios de los lanzamientos. Hasta ahora, y pese a las denuncias de civiles y militares afectados por los ensayos de bombas nucleares, París no había establecido una relación directa entre causa y efecto. Sin embargo, en una entrevista concedida al diario 'Le Figaro' y publicada en su edición digital, Morin explica que su Gobierno desembolsará un montante inicial de 10 millones de euros para compensar a las víctimas. "Los gobiernos han creído durante mucho tiempo que abrir la puerta a las compensaciones supondría una amenaza para mantener una fuerza disuasoria nuclear creíble", explicó el ministro, quien agregó que "ya es hora de que Francia sea coherente con su conciencia". Las autoridades galas ordenaron pruebas nucleares en Argelia entre 1960 y 1966, para después trasladarlas a la Polinesia Francesa, en el Océano Pacífico, hasta 1996. En total, se llevaron a cabo 210 ensayos. Según calculos detallados por el propio ministro de Defensa, "unas 150.000" personas son susceptibles de recibir estas compensaciones, ya anticipadas en noviembre del año pasado pero de las que poco se ha sabido hasta hoy. Una comisión independiente de médicos examinará las reclamaciones caso por caso y establecerá si los efectos sufridos por cada persona pueden achacarse a las pruebas nucleares y la cantidad que corresponde a cada uno. A partir de estos análisis, se repartirá el presupuesto, del que los 10 millones de euros sólo representan la cantidad destinada a 2009.