Japón y Rusia firmarán acuerdos bilaterales para estrechar lazos comerciales y nucleares

TOKIO, 12 (Reuters/EP)

Rusia y Japón firmarán hoy un conjunto de acuerdos, incluidos pactos en materia de energía nuclear y combustible al tiempo que abogarán por reforzar los lazos comerciales y poner fin a una larga disputa en relación a las islas Kuriles.

El primer ministro ruso, Vladimir Putin, que se desplazó a Tokio en compañía de 100 ejecutivos, participará en un foro sobre comercio para reunirse posteriormente con el primer ministro japonés, Taro Aso. La conversación entre ambos líderes girará en torno al impulso de las relaciones comerciales y desarrollo.

A pesar de la contienda territorial, que les ha impedido firmar el tratado de paz y enterrar el hacha de guerra tras la Segunda Guerra Mundial, los lazos económicos han ido en aumento a la par que Japón ha ido considerando a Rusia como un consumidor en potencia por sus recursos y su industria de gas.

Moscú, que enfrenta una recesión tras una década de crecimiento económico, también está esperanzado por la inversión de Japón en la región este. En ese sentido, Putin recordó en un encuentro regional entre gobernadores de ambos países, que la cooperación es un "factor importante" que puede estimular el desarrollo económico, y ayudar a enfrentar las negativas consecuencias de la crisis financiera mundial.

"La creciente cooperación regional conllevará la creación de una atmósfera favorable para poner en marcha proyectos conjuntos (...), la creación de empleos, un punto que es especialmente importante para nosotros", matizó Putin.

UNIÓN COMERCIAL

En señal de la evolución en sus relaciones comerciales, la estatal japonesa JOGMEC, pronunció en un comunicado que firmaría un acuerdo con la compañía Irkutsk Oil para potenciar de forma conjunta dos refinerías de petróleo en Siberia. El proyecto está valorado en 152.600 millones de dólares.

Asimismo, Moscú y Rusia también podrían firmar uun acuerdo sobre energía nuclear civil, allanando así el camino a las compañías japonesas para que construyan plantas nucleares en territorio ruso. El convenio también permitiría a Tokio explotar el enriquecimiento de uranio de Rusia.

Mientras ambos países acercan posturas en todas estas materias, están logrando un pequeño avance respecto a la disputa por las islas Kuriles, cuatro islas en la zona más meridional de Japón, que el archipiélago reclama como propias.