Las conversaciones entre Rusia y EEUU para reducir sus arsenales nucleares han sido "un éxito"

Las conversaciones entre Rusia y EEUU para reducir sus arsenales nucleares han sido "un éxito"

Las conversaciones entre Rusia y EEUU para reducir sus arsenales nucleares han sido "un éxito"

MOSCÚ, 20 (EUROPA PRESS)

La primera ronda de negociaciones entre Rusia y Estados Unidos sobre un nuevo acuerdo que sustituya al actual Tratado de Reducción de Armas Estratégicas (START-1, por sus siglas en inglés), que expira el 5 de diciembre de 2009, ha sido un éxito, en opinión de la delegación rusa, según una fuente del ministerio de Asuntos Exteriores ruso, citada por la agencia RIA Novosti.

"Las negociaciones se han desarrollado en un espíritu constructivo y nosotros estimamos que han sido un éxito", manifestó la fuente, que añadió que las partes han convenido que el próximo encuentro se celebre en Ginebra, entre el 1 y el 3 de junio. También indicó que las partes han acordado que los resultados de los trabajos sobre el nuevo tratado se expongan en la cumbre Rusia-Estados Unidos que se celebrará a principios de julio en Moscú.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, visitará Moscú entre los días 6 y 8 de julio para reunirse con su homólogo ruso, Dimitri Medvedev, con quien ya mantuvo un encuentro a principios del mes pasado en Londres. Entonces, los dos líderes acordaron comenzar de forma inmediata las conversaciones sobre un nuevo tratado de reducción de armas estratégicas.

Igualmente, consideró que la velocidad a la que avanzan las negociaciones pone de manifiesto la voluntad de las dos delegaciones para lograr resultados tangibles. Las conversaciones, que se desarrollaron entre ayer y hoy en el centro de Moscú, estuvieron lideradas por los jefes negociadores de Estados Unidos y Rusia, Rose Gottemoeller y Anatoli Antonov, respectivamente.

En 1991, Estados Unidos y Rusia firmaron el START-1, bajo el cual ambos países asumían la obligación de reducir sus cabezas nucleares a 6.000 y los vehículos para transportarlas a 1.600. En 2002, se adoptó un nuevo acuerdo como continuación del anterior, conocido como Tratado de Moscú, que preveía una reducción de las cabezas nucleares hasta entre 1.700 y 2.200 antes de diciembre de 2012.

Tanto Medvedev como Obama han dicho que el nuevo tratado debe establecer una reducción mayor que el citado Tratado de Moscú. Por su parte, Rusia ha dicho que vinculará las conversaciones a los planes estadounidenses de establecer un sistema de defensa antimisiles en Europa, entre República Checa y Polonia.

Además, Moscú espera que Washington acepte un acuerdo que limite el número de vehículos para transportar cabezas nucleares. Mientras, aunque Washington ha dicho que el tratado tendrá en cuenta dichos vehículos, ha mostrado resistencia a la exigencia de Moscú de que las cabezas nucleares se retiren de los vehículos y se sumen a un inventario.