Nucleares. Rosell afirma que no se puede "obligar" a unas empresas a perder dinero con la central de garoña

El presidente de CEOE, Juan Rosell, afirmó este lunes que, con los últimos cambios regulatorios, el funcionamiento de la central nuclear de Santa María de Garoña es "deficitario", por lo que entiende que las empresas propietarias hayan decidido suspender su actividad.En un encuentro informativo, el responsable de la patronal sostuvo que "no se puede obligar a unas empresas a que tomen decisiones que las lleven a perder dinero".No obstante, subrayó que es "increíble" para un país tener una instalación como Garoña que ya está construida y que no se utilice.En su opinión, esta central "se podría mantener en funcionamiento durante bastantes años" y podría seguir en activo "con una legislación que la haga rentable". La central es propiedad de la empresa Nuclenor, formada a partes iguales por Endesa e Iberdrola.