Exalcalde socialista de Castril, a un paso del juicio por supuesta concesión irregular de ayudas


GRANADA|

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Único de Huéscar (Granada) ha transformado en procedimiento abreviado las diligencias abiertas contra el exalcalde socialista de Castril, José Juan López Ródenas, dejándolo a un paso del juicio por un supuesto delito de prevaricación y otro de malversación de caudales públicos por supuestamente beneficiar a familiares en la concesión de subvenciones del plan de infravivienda.

Según consta en el auto, al que ha tenido acceso Europa Press, la causa se inició en virtud de una denuncia de la Fiscalía por unos hechos que se remontan a junio de 2008, cuando López Ródenas votó en calidad de alcalde a favor del acuerdo por el que se aprobaba la relación definitiva de beneficiarios de este plan vinculado al Plan Andaluz de la Vivienda supuestamente a sabiendas de que entre ellos se encontraba una prima hermana suya.

Expone la jueza que esta subvención "indebidamente obtenida" por la familiar del exalcalde ascendió a 36.119 euros y fue solicitada para una vivienda propiedad de los tíos de López Ródenas, pero presuntamente no se cumplían los requisitos para recibirla.

Entre otros condicionantes, la solicitante no residía en la vivienda, que "estaba deshabitada" y cuyo estado no era el requerido para la concesión de la subvención; además de que los ingresos tampoco eran "los alegados ni correctos y ajustados a la realidad". Todo ello con el correspondiente perjuicio o menoscabo a las arcas públicas, agrega la titular del Juzgado.

En este mismo auto se acuerda sobreseer provisionalmente el procedimiento respecto al resto de concejales que votaron a favor en el pleno por entender que no existen indicios suficientes contra ellos, una decisión que ha recurrido el Ayuntamiento de Castril, ahora gobernado por Nuevo Castril y personado en la causa.

Así, el Consistorio ha solicitado al Juzgado que las actuaciones continúen para el resto de ediles, por los mismos delitos que se le atribuyen al exregidor, y que se extiendan también a los familiares implicados al entender que han sido colaboradores necesarios.