ÚLTIMA HORA La Audiencia obliga a Rajoy a declarar el 26 de julio en persona por la Gürtel

Puente se felicita por el auto sobre el agua, reclama la información pedida a la empresa y descarta prorrogar su gestión


VALLADOLID|

El alcalde de Valladolid, Óscar Puente, se ha felicitado por el "contundente" auto del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 4 que deniega las medidas cautelares reclamadas por Aguas de Valladolid en el marco del proceso de remunicipalización del agua, tras lo que ha reclamado a la empresa la información solicitada por el Consistorio y ha descartado cualquier prórroga del contrato para la gestión de este servicio.

Puente se ha expresado así en una rueda de prensa junto a la concejal de Medio Ambiente y Sostenibilidad, María Sánchez, en la que han analizado "con prudencia" lo que supone la denegación del establecimiento de medidas cautelares solicitadas en una de las cuatro demandas presentadas contra el Ayuntamiento por el inicio del proceso de remunicipalización del agua, que se hará efectiva el 1 de julio.

El primer edil ha advertido de que el análisis debe ser "prudente" y a expensas de lo que puedan decidir en el futuro los tribunales ya que este auto se enmarca en un procedimiento que tiene otros "hitos" en el camino, al tiempo que ha recordado que hay otras medidas cautelares solicitadas por la Abogacía del Estado sobre las que el Juzgado tiene que pronunciarse.

En este marco, "con todas las cautelas del mundo", considera que tienen que felicitarse por este auto porque lo contrario sería "poner en una situación muy difícil" al Ayuntamiento.

Puente ha incidido en que s un primer paso y se seguirá el trabajo "con la misma fuerza y rigor" para que el 1 de julio los ciudadanos no noten cambios y si lo hacen sea para mejora.

El 1 de julio será la fecha en la que el Ayuntamiento retome la gestión del servicio de aguas, algo que el alcalde no duda ya que, a pesar de lo avanzado de las fechas, ha rechazado cualquier posibilidad de prórroga en el contrato con Aguas de Valladolid, empresa a la que ha reclamado la información solicitada por el Consistorio para subrogar a los trabajadores, la cual no ha facilitado y ha supuesto la apertura de un expediente que podría suponer una sanción económica a la empresa.

SORTEAR "OBSTÁCULOS"

En este marco el alcalde de la ciudad ha afirmado que "por muchos obstáculos" que se pongan se sortearán las dificultades y la gestión del agua volverá al Ayuntamiento y espera que la empresa que actualmente se encarga de su gestión tome ahora "otro camino" porque a su juicio se ha equivocado "gravemente" en este proceso. Además, ha criticado y descartado el intento de lograr una "prórroga por la puerta de atrás" que ha tenido la empresa, cuyo contrato finaliza el día 30.

A este respecto, ha señalado que él afrontó la remunicipalización con "muchísima frialdad" y aunque sabía que no quería una gestión privada estaba abierto a "otras fórmulas", aunque ahora se ha manifestado "convencido" de la gestión pública, ya que considera que "está mucho más en juego" que la gestión del servicio público. "Una empresa privada cuestionando la Democracia", ha dicho el alcalde, quien ha apuntado que su actitud sólo conduce a que muchas de las personas que tenían dudas sobre si era conveniente o no recuperar la gestión se inclinen por hacerlo.

Por su parte, la concejal María Sánchez ha criticado además la actitud de la Confederación Vallisoletana de Empresarios (CVE), que también ha planteado una demanda en contra de la decisión de remunicipalizar, dado que los contratos de servicios del agua se van a fraccionar mucho más y van a beneficiar a empresas de Valladolid, cuando la actual gestión las procuraba dar a las pertenecientes a su grupo, que son de fuera.

La edil ha coincidido con el alcalde en señalar que el Ayuntamiento decide dar este paso en el ejercicio de la autonomía municipal, que de lo contrario se pondría en duda, y ha acusado a la empresa de "hurtar" información porque la que ha solicitado el Ayuntamiento sobre recursos humanos y que no ha entregado no le pertenece y además es necesaria para poder subrogar a los trabajadores. El alcalde ha aclarado que se utilizarán todas las medidas legales para que se facilite la información.

En cuanto a la situación en la que está la contratación de los servicios para la futura entidad pública empresarial que gestionará el agua, María Sánchez ha explicado que el contrato más grande es el de luz, pero también están en licitación el de los sistemas informáticos y programas y también se continúa con el proceso de elección de gerente, puesto al que optaban 31 personas, de las que quedan 17 que pasarán por distintas fases del proceso.

Sánchez se ha mostrado "optimista" en este proceso a pesar de las "trabas" y ha asegurado que se hace todo lo posible para continuar con el mismo aunque considera que tal y como están las cosas es "David --el Ayuntamiento-- contra Goliat". Sin embargo, el alcalde ha disentido de esta afirmación porque considera que el Ayuntamiento es "el Goliat de la ciudad" porque representa a los ciudadanos.