Alcaldesa de Ciudad Real cree que ediles de PSOE no merecen sus escaños tras la resolución de "El Quesito"

CIUDAD REAL, 25 (EUROPA PRESS) La alcaldesa de Ciudad Real, Rosa Romero, aseguró hoy que los concejales del PSOE en el Ayuntamiento no merecen estar en sus escaños tras conocerse ayer la decisión de la Fiscalía de archivar las diligencias de investigación preprocesales en relación con los pisos del edificio conocido como "El Quesito" comprados por cargos del PP y familiares de éstos. En rueda de prensa, Romero valoró así la decisión de la Fiscalía que da respuesta a la denuncia presentada en febrero de 2007 por el Grupo Municipal Socialista ante la Fiscalía Anticorrupción, que la derivó en abril del año pasado a la Fiscalía provincial, en la que se acusaba a los miembros de la Comisión de Gobierno y el resto de concejales del PP en aquel momento de los presuntos delitos de prevariación y contra la ordenación del territorio. La alcaldesa recordó, tal como se recoge en la resolución judicial, que fue entregada a los medios, que la figura de "promoción municipal" aplicada a este edificio procedente de suelo público en 2002, en la que sólo se establecía un precio y una superficie máximos, ya había sido utilizada en otro edificio en la ciudad en el año 2000 y que, en aquel momento, fue apoyada también por los concejales socialistas. Asimismo, Romero añadió que también se establece que la venta y la comercialización de los pisos tuvieron unas condiciones de publicidad normales y que, en relación con las personas demandadas, se puntualiza que éstas cumplieron íntegramente con el pago del precio fijado en escritura pública, lo que confirma que no hubo ningún trato de favor. En este edificio, cuyos trámites administrativos se desarrollaron con Francisco Gil-Ortega como primer edil, adquirieron viviendas el anterior alcalde, el ex concejal de Urbanismo, Gabriel Miguel Mayor, la actual alcaldesa, Rosa Romero, la diputada nacional Carmen Quintanilla y algunos familiares de estas personas. NO PERDONO Romero, que indicó que el Ayuntamiento no va a emprender ninguna acción legal tras la decisión del fiscal, en todo caso, aseguró que lo que no va a perdonar nunca a los concejales del PSOE es que hayan atacado con su denuncia a "personas honradas" como los familiares de los cargos del PP, entre ellos, su propio padre, que compró un vivienda y que, dijo, "lo único que ha hecho en su vida es trabajar para sacar adelante a sus hijas". La alcaldesa, que dijo que de sus palabras no debía deducirse que estuviera pidiendo la dimisión de los concejales socialistas, no obstante, calificó de "indigna, indecente e inmoral" la decisión del PSOE de presentar en su momento la denuncia, ya que, en su opinión, sabían desde el principio que la misma se basaba en unos presupuestos falsos. Para Romero, que recordó que la polémica estalló en la campaña electoral municipal de 2007, lo único que pretendían los socialistas era atacarles simplemente por ser del PP, considerando que estos argumentos están fuera de lugar en una confrontación electoral, donde lo que se tienen que contraponer son las ideas para mejorar el futuro de la ciudad. En otro momento se refirió al relevo en la portavocía del PSOE en el Ayuntamiento, por el que Pilar Zamora sustituirá a Ángel Amador, noticia también conocida ayer, y señaló que no sabía si tenía relación con la decisión de la Fiscalía, aunque recordó que ambos firmaron la denuncia. Por último, Romero mostró su defensa del sistema democrático y del Estado de Derecho y resumió afirmando que los socialistas "sólo querían ganar las elecciones de manera torticera", algo que, a su juicio, no es compartido por la mayoría de sus votantes.