AMPL-Los dos funcionarios del Consell mallorquín imputados eluden la cárcel tras pagar fianzas de 125.000 y 75.000 euros

La cantidad impuesta para ambos era 25.000 euros menor a la solicitada por la Fiscalía Anticorrupción PALMA DE MALLORCA, 20 (EUROPA PRESS) Los abogados defensores de los dos funcionarios del Consell imputados dentro de la Operación Peaje, Francisco Orejudo y Gabriel Mestre, depositaron esta mañana sendas fianzas de 125.000 euros para el primero y de 75.000 euros para el segundo que les fueron impuestas ayer por el magistrado del juzgado de instrucción número 9 de Palma, Enrique Morell, y que les permite así eludir su ingreso en prisión. El letrado de Mestre, Josep de Luis, llegó a los juzgados de Vía Alemania junto a su patrocinado a las 13.15 horas, tres cuartos de hora antes de que venciese el plazo determinado por el juez para poder abonar la caución ante el juzgado de Instrucción número 5, cuya titular, Ana San José, será la encargada de instruir el caso. A su salida, destacó que "gracias a la colaboración familiares y amigos se ha podido hacer frente a la cantidad". De Luis, quien a petición de su cliente agradeció públicamente estas "muestras de solidaridad", ya que "sin ellos no hubiera sido posible reunirla", indicó que la fianza ha sido depositada mediante aval bancario. Asimismo, anunció que interpondrá un recurso ante el Juzgado contra la resolución del juez por la que impuso la fianza, y solicitará "los motivos le han llevado a establecerla", al recriminar que se trata de una cantidad -75.000 euros- "muy inferior" a la capacidad económica de su cliente. Por su parte, el abogado que asiste a Orejudo, Gabriel Garcías, quien llegó a las dependencias judiciales a las 13.20 horas, se limitó a especificar que la fianza ha sido depositada igualmente a través de un aval bancario. Previamente, Garcías manifestó a Europa Press, antes de que fuese constituida la caución, que "su familia se ha volcado a fin de reunir la cantidad impuesta". A los dos imputados se les atribuyen los delitos de cohecho, prevaricación, falsedad documental y malversación de fondos públicos, aunque durante las declaraciones que efectuaron en la tarde de ayer negaron los hechos que se les atribuyen, relativos a las presuntas obras que realizaron en propiedades particulares a cargo de las empresas participantes en las obras del desdoblamiento de la carretera Palma-Manacor, y en torno a las cuales giran las investigaciones. En el caso de Orejudo, estos trabajos se habrían realizado en su centro de meditación de Búger, mientras que Mestre se habría beneficiado de materiales destinados a la obra pública para utilizarlos en obras de su finca rústica de Petra. Cabe destacar que su situación contrasta con la del director insular de Carreteras, Gonzalo Aguiar, quien fue detenido el pasado miércoles dentro de la misma operación y, tras declarar en las dependencias de la Policía Nacional, quedó por la tarde en libertad con cargos. Orejudo, jefe del proyecto de obras del desdoblamiento, y Mestre, encargado de la vigilancia de estos trabajos, declararon a lo largo de la tarde ante el juez y los fiscales anticorrupción Joan Carrau y Pedro Horrach, acompañados de sus respectivos abogados. 18 DETENIDOS Cabe recordar que la operación se ha saldado con la detención de 18 personas, quienes han quedado en libertad con cargos excepto los dos funcionarios, los únicos que han pasado a disposición judicial. A partir de ahora la Fiscalía seguirá estudiando toda la documentación intervenida para determinar las presuntas implicaciones de los detenidos en el caso. En concreto, la obra se llevó a cabo en la pasada legislatura por parte del Consell de Mallorca cuando esta institución estaba gobernada por UM, iniciándose el 11 de junio de 2004 con la colocación simbólica de la primera piedra. Asimismo, requirió una inversión de 140.000.000 euros y consistió en el desdoblamiento de dicha carretera con enlaces en las intersecciones y las rotondas.