Andrés Ocaña (IU) es elegido en sustitución de Rosa Aguilar nuevo alcalde de Córdoba con apoyo del PSOE

Ex alcaldes de la ciudad, excepto Rosa Aguilar, y el coordinador general de IU asisten a la investidura

CÓRDOBA, 7 (EUROPA PRESS)

El hasta hoy segundo teniente de alcalde y delegado de Urbanismo del Ayuntamiento de Córdoba, Andrés Ocaña (IU), ha sido elegido en sesión extraordinaria del Pleno municipal nuevo alcalde de la capital cordobesa, en sustitución de Rosa Aguilar, quien dejó la Alcaldía y el Consistorio cordobés para convertirse en consejera de Obras Públicas de la Junta de Andalucía.

La votación en este Pleno de Investidura del nuevo alcalde se produjo como se había previsto, de viva voz por cada uno de los 29 concejales que integran la Corporación local cordobesa, resultando elegido alcalde Ocaña con los 15 votos que suman IU (once) y PSOE (cuatro), incluyendo el respaldo del hasta ahora alcalde en funciones de la ciudad, el socialista Rafael Blanco. Los 14 concejales del PP votaron a su portavoz, José Antonio Nieto, quien, como Ocaña, también presentó su candidatura a la Alcaldía.

En su discurso de investidura dijo que asume el cargo "con orgullo, responsabilidad e ilusión" y la prioridad y el verdadero reto del gobierno municipal "será siempre la lucha contra el desempleo". Apostó por continuar trabajando para seguir impulsando la ciudad, incrementando su proyección, para fortalecer aún más su posición.

De este modo, pidió "a los capitulares, y muy especialmente al Grupo Popular, su colaboración para continuar afianzando a Córdoba y para hacer más grande esa proyección, ya que sin duda, eso redundará en un mayor beneficio para la ciudad".

Expresó también una declaración de intenciones y es que en estos últimos años dijo que ha desarrollado su labor "como representante de la ciudadanía con enorme empeño y absoluta dedicación, pretendiendo siempre hacerlo con dignidad y responsabilidad", por lo que estos valores seguirán siendo su compromiso.

Manifestó que se está atravesando "momentos difíciles, de especial gravedad para parte de la ciudadanía y debemos ser conscientes de que las posibilidades, competencias y recursos de los que disponemos los ayuntamientos son insuficientes para afrontar las exigencias que la crisis económica nos impone, especialmente en lo relativo al mercado laboral".

En este sentido, subrayó que la crisis afecta gravemente a los sectores más desfavorecidos de la sociedad cordobesa, por lo que las coberturas sociales que desarrolla este Ayuntamiento "no sólo se mantendrán sino que en un ejercicio presupuestario de austeridad como es del año en curso, crecen sus previsiones y dotaciones presupuestarias".

Pidió que, "lejos de irresponsables conclusiones que tiñen el trabajo con críticas sobre la ausencia de eficacia en la labor municipal", se encuentren "posiciones enriquecedoras que vengan a sumar para sacar el máximo de nuestras posibilidades reales". "Ahora, más que nunca, es el momento de sumar en lugar de restar, de proponer desde la lealtad. No es momento de frivolidades ni efectismos, sino de trabajo y compromiso sinceros", añadió en su discurso.

Quiso dejar claro que siempre defenderá los intereses de Córdoba, serán reivindicativos y trabajarán para "sacar adelante los grandes y pequeños proyectos", basándose en los principios de coordinación y cooperación institucional.

Así, consideró que "el diálogo con las restantes administraciones ha sido fundamental en proyectos como el Centro Intermodal del Transporte, la ampliación del aeropuerto y también lo va a ser para hacer realidad el nuevo Centro de Congresos". Apuntó que siempre serán "responsables en los compromisos, a la vez que exigentes en la defensa de los intereses de la ciudad".

Aludió también al turismo como uno de los pilares fundamentales de la economía cordobesa, por lo que señaló que "el Centro de Congresos dará respuesta a las necesidades y aspiraciones de la ciudad". Asimismo, manifestó que ser Capital Europea de la Cultura en 2016 es "uno de los grandes objetivos de la ciudad de Córdoba".

Finalmente, expresó que encontrarán en él a una persona próxima, dialogante y abierta al consenso hacia quienes, desde ideas diferentes a las que representa, quieren lo mejor para esta ciudad. Agradeció el esfuerzo y dedicación de sus compañeros, "basado en un pacto de gobernabilidad que da estabilidad y que dará aun mayores frutos en los dos años que restan de mandato municipal".

También tuvo unas palabras para Rosa Aguilar, de quien elogió sus diez años de dedicación y esfuerzo, que no puede merecer más que "reconocimiento y cariño". Agradeció "su generosa y valiosa contribución y a abrir una nueva etapa para seguir adelante con un proyecto repleto de ideas y objetivos por cubrir".

Por su parte, el primer teniente de alcalde y portavoz del PSOE, que hasta hoy había sido alcalde en funciones, Rafael Blanco, dijo que hoy se abre una nueva etapa y se debe aprovechar como una oportunidad de un nuevo impulso y nuevos liderazgos colectivos con el único objetivo de tener una ciudad mejor, más moderna y cohesionada.

Dijo que "el grupo socialista se compromete con este gobierno y lo importante no es el reparto de responsabilidades, sino marcar líneas de trabajo, eficacia en la gestión y dar respuestas a los problemas de la gente". Destacó que las prioridades para estos dos años serán el empleo, las políticas sociales y el desarrollo económico, así como la vivienda.

PP PIDE RESPETO

De otro lado, el portavoz del PP, José Antonio Nieto, le pidió que respete sus propuestas y a cada uno de los concejales del PP "porque quien hace propuestas no merece el insulto que ha recibido en las últimas semanas por parte de dirigentes de su partido-coalición y por representantes del PSOE". Aseguró que todos los concejales de su grupo van a ser respetuosos con las propuestas que presenten desde IU y el PSOE.

El PP considera clave un plan de choque por el empleo, está dispuesto a trabajar para impulsar un plan de austeridad en este Ayuntamiento y apuesta por un plan de activación de suelo industrial y atracción de empresas. Concluyó diciendo que serán generosos con un gobierno municipal que cumpla con el Plan Económico Financiero, apueste por refinanciar la deuda municipal y por el equilibrio contable.

Durante el acto de investidura estuvieron presentes todos los anteriores regidores de la ciudad, desde Julio Anguita, pasando por Herminio Trigo, Manuel Pérez y Rafael Merino, pero con la excepción de la ex alcaldesa Rosa Aguilar. Asistieron también los representantes de los distintos colectivos de la ciudad, así como el presidente de la Diputación, Francisco Pulido, el subdelegado del Gobierno, Jesús María Ruiz, además del coordinador general de IU, Cayo Lara, y el líder de la coalición en Andalucía, Diego Valderas.

Asimismo, en el Pleno extraordinario celebrado hoy también tomó posesión la nueva concejala, Alba Doblas, para ocupar el acta que dejó Aguilar.