Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria espera normalizar el exceso de boro en el agua en un plazo menor a 90 días

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 20 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria espera poder normalizar el exceso de boro en el agua de abasto de la ciudad en un plazo menor a los 90 días que indicó la empresa gestora del ciclo integral del agua en la capital, Emalsa.

Así lo manifestó en declaraciones a los medios de comunicación el concejal de Ordenación del Territorio, Vivienda y Desarrollo Sostenible, Néstor Hernández, en las que aprovechó para lanzar un "mensaje tranquilizador" porque "esto se va a solucionar, esperamos que en menos plazo del que ha dicho el director general de Emalsa".

"El Ayuntamiento, como la gestión del agua la tiene la empresa, lo que hace es exigirle a Emalsa que indudablemente tiene que aportar todos los medios humanos y materiales que van desde el cambio inmediato de las membranas que haga falta, como si hay que llegar hasta el último punto del planeta para localizarlas que se localicen, que se reemplacen con toda urgencia y si hay que comprar agua para dejar que esos módulos funcionen mientras llegan las membranas que se haga", afirmó el edil.

Según Hernández, el Consistorio "ha cumplido informando con la información que tiene disponible". "Lo importante es que nosotros estamos tomando todas las medidas para que esto se solucione cuanto antes exigiéndole a la empresa que establezca todos los mecanismos para que esto se solucione en el mayor breve plazo posible e intentando garantizar el derecho de la salud en el conjunto de la ciudadanía", destacó.

"Las consecuencias que se vayan a derivar de actuaciones es lo segundo que nos ocupa, pero lo primero ahora es solucionar el conflicto y el conflicto es tomar las medidas con toda urgencia que se precise como venimos exigiendo desde hace mucho tiempo para que si hay algún tipo de parámetro de los 52 que exige el decreto 140/2003 de calidad de las aguas para que se corrija con toda inmediatez con toda celeridad con la debida tranquilidad pero sin dejar de informar", apostilló.

Con respecto a la denuncia presentada ante la Fiscalía por la Asociación de Consumidores y Usuarios de las Zonas Comerciales de Canarias, el concejal capitalino indicó que al Ayuntamiento "le parece lógico" porque "tienen derecho a manifestar su malestar".

Para el edil, "están en su pleno derecho es un asunto que le preocupa al Ayuntamiento y como no les va a preocupar, es normal que se haya producido y con todo respeto se ha tomado en consideración".

Sin embargo, Hernández insistió en que este es un "asunto que ocurre de manera puntual en el conjunto del Estado" y en este sentido mencionó que "hay otros ayuntamientos de Canarias que tienen restricciones por boro o por manganeso y esto es un asunto normal".

Finalmente, recordó que el abastecimiento del agua de la ciudad está repartida "en distintos módulos de producción, algunos de Isolux, los que gestiona directamente el Ayuntamiento y otro del Consejo Insular".

El concejal no quiso dar más información al respecto "para no generar más confusión es mejor esperar al pleno" que se ha convocado de forma urgente para este viernes.