Ayuntamiento de Yeles (Toledo) se persona como acusación en causas abiertas contra la anterior Corporación

La alcaldesa asegura que el Ayuntamiento está en quiebra técnica porque los últimos Presupuestos reales datan del año 1995 TOLEDO, 27 (EUROPA PRESS) La alcaldesa de Yeles (Toledo), Isabel Gómez, anunció hoy que la actual Corporación municipal, del PSOE, se personará como acusación en unas veinte causas abiertas, presentadas ante los Juzgados de Illescas por corrupción y prevaricación, contra el anterior equipo de Gobierno, del Partido Popular. En rueda de prensa, Gómez estuvo acompañada del vicesecretario provincial del PSOE, Jesús Fernández Vaquero, que aseguró no haberse encontrado "nunca" durante su trayectoria política con una situación de estas características, "tan fuerte y bochornosa", y en la que se aglutinan "un cúmulo de sinvergonzonerías". Lo más grave, según Fernández Vaquero, ha sido el anuncio del PP de presentar una moción de censura contra Isabel Gómez, cuya celebración está prevista para el próximo 4 de abril; promovida por el anterior alcalde, Victoriano de Pinto, y el presidente del Grupo Municipal Popular, José Manuel Flores, así como Miguel Millán, que el pasado mes de junio decidió abandonar el Partido Independiente de Yeles (PIY), por el que fue elegido, para pactar con el PP y que fuera posible llevar a cabo dicha moción. Según el PSOE, el objetivo de la misma es conseguir "alzarse con el poder" de nuevo e instaurarse en la Alcaldía para "tapar" todas las irregularidades que están surgiendo, de las que el Grupo Socialista ha detectado y denunciado ante los juzgados más de cincuenta. Lo peor de todo, narró Fernández Vaquero, es que dicha moción, "para tapar todas estas irregularidades", ha sido presentada "con el consentimiento de la presidenta del PP en Castilla-La Mancha, María Dolores de Cospedal, y del presidente provincial del PP en Toledo, Arturo García-Tizón", ya que las negociaciones se han realizado "en los últimos seis meses, en la sede del PP de la Ronda de Buenavista", en Toledo. Si no fuera el caso, el socialista anunció que reenviará todos los informes que se han recopilado el próximo lunes, tanto a los medios de comunicación, como a ambos líderes políticos, para exigirles, "por higiene democrática, que expulsen del partido, tanto al presidente del PP en la localidad, José Manuel Flores, como al anterior alcalde, Victoriano de Pinto". No obstante, lo que sí es seguro, indicó Vaquero, es que el secretario general del PP en la provincia, Jesús Labrador, tiene conocimiento de las irregularidades "porque ha sido el que ha llevado todas las conversaciones" para "intentar echar tierra encima de todas ellas". EJEMPLOS De este modo, Jesús Fernández Vaquero, detalló cuatro ejemplos de irregularidades que pasan por la adjudicación de varios proyectos desde el Ayuntamiento a varias empresas creadas por los mismos responsables de dicha Corporación, como Martínez Hernández S.A., de la que Victoriano de Pinto es el propio presidente, y a la que en 1990 el Ayuntamiento le encargó la construcción de una piscina municipal sin adjudicación. Otro ejemplo es el de la empresa Victoriano de Pinto S.L., del propio Victoriano de Pinto y su esposa, a la que se le encargó la construcción de una ermita; o la empresa Higiene Textil Ibérica, también de propiedad de los mismos, que en 1992 compró una serie de terrenos rústicos que recalificó y transformó en industriales, cuya explotación llevó a cabo la empresa Las Canteras S.A., propiedad técnico y aparejador municipal, José Luis Molina Millán, también implicado en las acusaciones. Por su parte, la alcaldesa del municipio se remontó al inicio de la legislatura, explicando que se presentó a las elecciones municipales porque, desde su posición de ciudadana percibía que no se estaban haciendo las cosas todo lo bien que se podrían hacer, porque Yeles, un municipio muy cercano a Madrid, "tiene muchas posibilidades de desarrollo que no se estaban explotando". DETECTA IRREGULARIDADES Una vez en la Alcaldía cuenta que comenzó a investigar el estado de las cuentas corrientes del Ayuntamiento, y cuando empezaron a aparecer ciertas irregularidades decidieron llevar a cabo una auditoría de cuentas a través de la Sindicatura de Cuentas de Castilla-La Mancha que, cuando comenzó a actuar, "enseguida vio indicios de grandes barbaridades". Estas barbaridades se han ido traduciendo, según explicó Gómez, en que "no hay contabilidad en el Ayuntamiento", que está en quiebra técnica "porque no ha habido control en los últimos 20 años" de Gobierno del Grupo Municipal Popular. "Nos dejaron unas cuentas de 3.147.000 euros", explicó, y el problema es que "la deuda es muchísimo mayor", ya que los únicos Presupuestos municipales válidos que se encontró el PSOE, según Gómez, datan del año 1995, ya que los otros que han aparecido, del 2002, "son presupuestos prorrogados, pero no hay firmas". Con este panorama, prosiguió, es cuando el equipo de Gobierno socialista decidió contratar a un equipo técnico de fuera de Toledo que investigase y detectase todas las irregularidades, que han ido denunciándose e, incluso, "la Policía Judicial ha hecho un listado de todas ellas", y por eso "decidieron presentar la moción", porque "si consiguen llegar a la Alcaldía controlarán las mismas y desmontarán nuestra acusación, porque no nos ha dado tiempo a investigar todo lo que hay", concluyó.