Benalmádena (Málaga) celebra mañana el pleno sobre la moción de censura del PP para desbancar al PSOE de la Alcaldía

BENALMÁDENA (MÁLAGA), 17 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Benalmádena (Málaga) celebra mañana el pleno en el que se tratará la moción de censura presentada el pasado 5 de mayo por el PP, y en el que se prevé que el presidente local de los populares, Enrique Moya, obtenga la Alcaldía en sustitución del socialista Javier Carnero.

El PP presentó la moción con el apoyo de sus cuatro concejales, cuatro del Grupo Independiente de Benalmádena (GIB), dos de Iniciativa Democrática de Benalmádena (IDB), uno de Movimiento por Benalmádena (MpB), uno del grupo mixto y uno no adscrito, al considerar que "la falta de iniciativa de Carnero ha provocado que el municipio se atasque".

En caso de que prospere la moción de censura, el candidato popular aseguró que se pondrán a trabajar "desde ese momento". Así, anunció que reducirán el número de cargos de confianza, "desbloquearán" el problema de Pueblosol y "agilizarán" las obras municipales.

Para el presidente del PP de Málaga, Elías Bendodo, "era necesario dar este paso para reconducir Benalmádena a la senda del progreso, para lo que proponemos a Moya como alcalde para liderar un proyecto mejor para el municipio costero". Además, señaló que los 13 ediles firmantes representan más del 56 por ciento de los votos en las elecciones municipales de 2007.

Por su parte, el secretario general del PSOE malagueño, Miguel Ángel Heredia, aseguró que la moción va contra un alcalde --Javier Carnero-- que supone "un paso al futuro". "Si prospera la moción de censura, le van a arrebatar a Benalmádena un buen alcalde, que gobierna con todos y para todos y que ha planteado nuevas formas de gobierno, como pidieron los ciudadanos", indicó.

DENUNCIAN COACCIONES

Asimismo, el PP denunciará ante los tribunales una serie de amenazas y coacciones que presuntamente han recibido varios ediles de Benalmádena a raíz de la moción de censura. El secretario general del PP, Francisco Salado, calificó de "preocupantes y alarmantes" los hechos acaecidos en los últimos días en el municipio y que pasan por "pintadas, amenazas y daños en bienes de concejales".

Por su parte, el secretario de Organización del PSOE malagueño, Francisco Conejo, criticó al PP por lanzar "cortinas de humo" con "falsas acusaciones" a los socialistas de coacciones. "El PP debe asumir que Benalmádena rechaza la moción de censura porque arrebata al municipio un gran alcalde, sinónimo de cambios y nuevos aires", expresó.

Tanto el todavía alcalde como el candidato del PP en la moción han solicitado a la Subdelegación del Gobierno medidas de seguridad por si se producen incidentes y para que el pleno se desarrolle con normalidad, según informó ayer el subdelegado, Hilario López Luna, quien aseguró que el Cuerpo Nacional de Policía "va a colaborar" en este sentido con la Policía Local del municipio.