Boadilla.- Tres de los detenidos aguardan en los calabozos de la A.Nacional a la espera de declarar ante Garzón

MADRID, 9 (EUROPA PRESS) Tres de los detenidos el pasado viernes en la operación del juez Garzón contra la trama de corrupción que actuaba en municipios del noroeste de la Comunidad de Madrid y en la Comunidad de Valencia --Francisco Correa, Antoine Sánchez y Pablo Crespo-- esperan en los calabozos de la Audiencia Nacional el inicio del interrogatorio que emprederá a lo largo de la jornada de hoy el magistrado. Las dos mujeres que fueron arrestadas junto a ellos, la esposa de Correa, María del Carmen Rodríguez, y Felisa Jordán, fueron puestas en libertad el pasado sábado por la policía, confirmaron fuentes jurídicas. La toma de declaración correrá a cargo de las fiscales anticorrupción Myriam Segura y Concha Sabadell, encargadas de la investigación iniciada hace más de un año. Según precisaron las mismas fuentes consultadas, la previsión es que la toma de declaración sea extensa, por lo que, previsiblemente, el juez no concluirá su auto sobre la situación de los tres detenidos hasta última hora de la tarde. A los detenidos en esta operación se les imputan delitos de cohecho, tráfico de influencias, blanqueo de capitales, fraude fiscal y asociación ilícita. Las detenciones del viernes fueron practicadas por agentes de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF Central) de la Comisaría General de Policía Judicial. Los arrestados el viernes en la operación contra la corrupción en la Comunidad de Madrid son cinco: los empresarios Pablo Crespo Sabaris, Francisco Correa Sánchez, la mujer de éste último, María del Carmen Rodríguez Quijano, Felisa Jordán y Antoine Sánchez. El juez de la Audiencia Nacional y la Fiscalía ordenaron a los agentes requerir documentación a los ayuntamientos madrileños de Boadilla del Monte y Majadahonda. De hecho, el alcalde del primer municipio, Arturo González Panero (PP), ya confirmó en una rueda de prensa convocada el pasado viernes que la Justicia le ha solicitado información de tres empresas relacionadas con la Administración local y sobre la adjudicación de una parcela a la sociedad UFC. Las empresas en cuestión son Easy Concept, encargada de la Oficina de Atención al Ciudadano; Pasadena Viajes, una agencia pequeña de viajes con la que el Ayuntamiento ha contratado para desplazamientos de hermanamiento; y Servimadrid Integral, una compañía que, según fuentes municipales, es desconocida para los miembros del Consistorio. Por su parte, fuentes del Ayuntamiento de Majadahonda, también popular, no quisieron precisar el tipo de documentación solicitada por los agentes después de recalcar que no existen ninguna vinculación del Consistorio con la supuesta trama de corrupción urbanística ni con los arrestados. Además, apuntaron que la Policía no ha practicado detenciones de cargos municipales o empresas relacionadas con la localidad.