Caballero defiende "tolerancia cero" del Gobierno de Navarra ante posibles casos de corrupción

PAMPLONA, 2 (EUROPA PRESS)

El consejero de Presidencia, Justicia e Interior del Gobierno de Navarra, Javier Caballero, defendió hoy que la posición del Ejecutivo foral es "clara y nítida" de "tolerancia cero" hacia posibles casos de corrupción. Destacó la "total transparencia" del Gobierno y mostró el "respeto" con la Justicia en cuanto a la posible existencia de casos de corrupción.

Caballero respondió así a una interpelación de Nafarroa Bai sobre la posición del Ejecutivo en materia de política general de erradicación de las prácticas de corrupción. Manifestó la "certeza absoluta en la honestidad e integridad total de los miembros del Gobierno y de la clase política navarra".

Afirmó que no puede compartir "la alegría" con la que "se habla de prácticas de corrupción", lo que consideró "frívolo e irresponsable". El consejero envió así un mensaje de "tranquilidad" a la sociedad navarra que, dijo, "puede estar segura de la honestidad de la clase política" y de la existencia de los mecanismos de control

Javier Caballero manifestó que desde el Ejecutivo "siempre" están dispuestos a mejorar mecanismos de control si éstos no resultan eficaces. Y señaló que los casos de corrupción existentes en Navarra hace unos años fueron una "cierta vacuna" y motivaron, expuso, que los posteriores gobiernos extremaran la vigilancia.

El portavoz de Nafarroa Bai Maiorga Ramirez manifestó que Navarra no ha sido "ajena" a los episodios de corrupción, "episodios graves, dramáticos y que requieren una respuesta y análisis por parte del conjunto de las instituciones". Habló del 'GAL navarro', del 'caso Egüés', de la utilización del helicóptero del Gobierno por un consejero o del 'caso de Cintruénigo', éste con "facturas falsas, dos cajas B, errores en la contabilidad de una Mancomunidad...".

El parlamentario nacionalista censuró que en el 'caso Cintruénigo' el "Gobierno de Navarra no ha tenido mecanismos para detectar esta situación". "Algo está pasando cuando ni la consejera de Administración Local ni el consejero de Economía son capaces de dar explicaciones", dijo.

A su juicio, sería preciso establecer "protocolos de actuación" ante estas situaciones, un "código ético" para fortalecer los mecanismos que sean precisos para garantizar la "honorabilidad" de los políticos. Destacó la necesidad de un "compromiso" por parte de todas las formaciones políticas de la Comunidad foral y de todas las instituciones en esta materia.

En el turno de intervenciones, Carlos García Adanero, de UPN, manifestó que la interpelación de Nafarroa Bai no tiene "ningún sentido" y sobre el 'caso Cintruénigo' señaló que "han faltado los instrumentos de control". "Algo ha fallado porque en cinco años en que el Ayuntamiento ha sido fiscalizado no se detectó nada", expuso y rechazó que sean corrupción política las actuaciones de un funcionario.

Rechazó que se tilde de corrupción la utilización del helicóptero por parte de un consejero y se preguntó entonces si es corrupción "la actuación del alcalde de Lesaka o colocar la bandera de otra comunidad junto a un ayuntamiento navarro". Manifestó que, ante posibles casos de corrupción, quienes actúan son los tribunales y fiscalía, que "tienen todos los medios".

Desde el PSN, José Luis Izco manifestó que los casos de irregularidades más conocidos a nivel municipal en Navarra son el de Egüés, el de Aras o el de Orkoien, entre otros. Sobre el 'caso Cintruénigo' destacó que ya trabajan los tribunales. Según dijo, el Parlamento no puede convertirse en un tribunal.

El portavoz de CDN, Juan Cruz Alli, indicó que la corrupción es un "mal en sí mismo" y que hay que "descartarla" de las instituciones. No obstante, señaló que "no hay nadie que se libre de que haya un corrupto, un sinvergüenza, entre sus filas", y añadió que el comportamiento de las instituciones es de "ataque la corrupción".

Ion Erro, de IUN, indicó que la corrupción es "el peor daño al ejercicio democrático" y abogó por "seguir incrementando las medidas de control". "El mejor ejercicio democrático frente a la corrupción es la aplicación de la ley", expuso.