Cádiz.-Los ediles del PP de Medina dejan el partido y el PSOE lo achaca al "fracaso" en su "cacería" contra el alcalde

Cabaña se muestra partidario de que el alcalde socialista presente una querella por denuncia falsa contra los ediles y el PP CÁDIZ, 12 (EUROPA PRESS) El secretario provincial del PSOE de Cádiz, Francisco González Cabaña, consideró hoy que los dos concejales del PP en el Ayuntamiento de Medina Sidonia (Cádiz) han decidido abandonar el partido para convertirse en no adscritos al no recibir el apoyo del PP, que "orquestó una cacería política contra el alcalde --Francisco Carrera (PSOE)-- que no tenía ninguna base". En rueda de prensa, el dirigente socialista consideró que el caso de Medina es "un buen ejemplo" de la "crisis interna" que, a su juicio, vive el PP "a todos los niveles". En este caso, dijo que el PP "orquestó una cacería política" contra el alcalde asidonense acusándole de supuestas irregularidades urbanísticas en el municipio. Para ello, según dijo, el PP "utilizó el ariete de su portavoz en el Ayuntamiento", Sebastián Sánchez, que "sí había cometido irregularidades urbanísticas como se demuestra en los expedientes del Ayuntamiento". Sin embargo, según apuntó, "al PP no le importó en ese momento la casa ilegal del concejal, porque su objeto no era entonces las irregularidades urbanísticas", sino "debilitar la figura del alcalde ante las elecciones municipales". Por ello, el dirigente socialista dijo que si él fuera el alcalde del municipio se plantearía "muy seriamente" presentar una querella por denuncia falsa contra Sebastián Sánchez y contra el PP, "que lo amparó y pagó los gastos de abogados". Finalmente, consideró que esta situación es consecuencia de que "en ocasiones montan operaciones políticas, utilizan a las personas y al final, cuando no hay nada, se producen frustraciones como esta". Según publica la prensa local, los dos concejales del PP en el Ayuntamiento asidonense, Sebastián Sánchez y María Oliva Delgado decidieron abandonar el partido para convertirse en concejales no adscritos alegando que no habían sido respaldados por el partido en la batalla judicial iniciada contra el alcalde, que aseguraban que "permite ilegalidades urbanísticas" en el municipio. Sin embargo, según declara en Diario de Cádiz el presidente provincial del PP, José Loaiza, el partido había amenazado a Sánchez con la apertura de un expediente sancionador y aseguró que el PP "respaldó en todo momento" al concejal en "su larguísimo proceso judicial con el Ayuntamiento a raíz de las obras que realizó en su casa y que la justicia ha dicho ahora que son ilegales". En cuanto a los supuestos casos de corrupción urbanística denunciados por el edil popular, Loaiza aseguró que "no han estado sustentados en documentación alguna y sólo en fotos" e insinuó que la decisión de los ediles de abandonar el partido para pasarse al grupo de los no adscritos puede responder a "un acuerdo oculto con el alcalde de Medina" a cambio de que "no derriben las obras ilegales que hizo en su casa". La concejal María Oliva Delgado no se integrará finalmente como edil no adscrita, sino que ha decidido abandonar la política activa y devolver el acta al PP. Le sustituiría Manuel Flor, el tercero en la candidatura del PP a las elecciones municipales de 2007, que, al parecer, figurará como concejal no adscrito.