Carrillo acuerda con Viera su dimisión irrevocable y renunciar como edil, lo que hará efectivo en Pleno de mayo

SEVILLA, 27 (EUROPA PRESS)

El hasta ahora edil de Recursos Humanos del Ayuntamiento de Sevilla, Emilio Carrillo, acordó hoy con el secretario general del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera, su dimisión "irrevocable" al frente de la citada delegación municipal y su renuncia al acta de concejal, decisión ésta última que se hará efectiva en el Pleno del próximo mes de mayo.

Así lo indicaron a Europa Press fuentes cercanas al todavía edil socialista, que señalaron que, en el encuentro, Carrillo hizo saber a Viera lo "insostenible" de la situación y la necesidad de salir del Consistorio ante el hecho de que "no hay más cera que la que arde", en referencia a los numerosos conflictos mantenidos entre el concejal y la facción representada por el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), "que incluso comenzaba a perjudicar a cabezas ajenas".

Así las cosas, y pese a que la petición de la dirección provincial del partido era que siguiera como concejal y delegado de Recursos Humanos, finalmente el partido ha asumido su dimisión en lo tocante a la Delegación de Personal, que formalizará por escrito en la mañana de hoy, y como edil, en aras de "facilitar la gobernabilidad".

La intención de Carrillo es, hasta que abandone el Ayuntamiento, dejar listas las gestiones de tramitación administrativa para reincorporarse a su puesto de trabajo como subdirector de Área en la Diputación de Sevilla y como profesor honorario en la Universidad.

La dimisión está directamente relacionada con los acontecimientos de los últimos días. En primer lugar, el equipo de gobierno municipal, con el alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín a la cabeza, puso en cuestión la validez jurídica del acuerdo para la negociación colectiva de 2009 al retirar el punto del orden del día de la pasada Junta de Gobierno Local.

El otro conflicto ha sido el surgido a cuenta del desalojo del edificio municipal de la calle Diego de Riaño durante esta semana por vibraciones derivadas de una obra anexa. Así, mientras el equipo de gobierno defendía en todo momento la existencia de informes técnicos que avalaban la seguridad en el interior del inmueble, Carrillo, como edil de Recursos Humanos y presidente del Comité de Seguridad y Salud rechazaba que se pudiera volver a entrar.

Carrillo culmina así su proceso de reflexión sobre su futuro en el Consistorio, abierto después de que la dirección del PSOE-A apoyara la continuidad del alcalde hasta el final del mandato.