CC y PP defienden la presunción de inocencia y anuncian que no entrarán en ningún grupo de gobierno

ARRECIFE (LANZAROTE), 26 (EUROPA PRESS)

Coalición Canaria (CC) y PP, ambos en la oposición del Ayuntamiento de Arrecife (Lanzarote) junto con Alternativa Ciudadana y el Partido Nacionalista de Lanzarote (PNL), han optado por la cautela a la hora de valorar las consecuencias de la denominada 'Operación Unión', en la que ya se han detenido a once personas, algunas de ellas relacionadas con el Partido de Independientes de Lanzarote (PIL), provocando esto la ruptura del pacto de gobierno entre PSOE-PIL en dicho municipio.

Los miembros de CC y PP han defendido la presunción de inocencia de las personas detenidas y han anunciado que no entrarán en ningún grupo de gobierno.

"Llamamos a la responsabilidad, estamos en un Estado de Derecho, creemos en la presunción de inocencia y tenemos que dejar trabajar a la justicia", afirmó a Europa Press el presidente de CC en Lanzarote, Jesús Machina.

Añadió que lo ocurrido "preocupa mucho" porque Lanzarote "está siendo noticia en el ámbito nacional por estos espectáculos tan bochornosos".

Por su parte, los 'populares' también dejan en manos de los jueces la 'Operación Unión'. "El PP no va a hacer juicios paralelos ni linchamientos públicos. Dejaremos trabajar a la justicia y analizaremos en profundidad lo ocurrido cuando sepamos qué deciden los jueces sobre los detenidos", explicó a Europa Press el portavoz del PP en el Ayuntamiento de Arrecife, Cándido Reguera.

Por otro lado, ambos partidos, CC y PP, insistieron en que no barajan la posibilidad de entrar a forma parte del grupo de gobierno de Arrecife, cuyo alcalde es el socialista, Enrique Pérez Parrilla, quién cesó esta mañana a los concejales del PIL y asumió sus competencias.

"Coalición Canaria, en un acto de responsabilidad, apoyará todo lo que sea de interés para los ciudadanos pero en estos momentos no pactamos con nadie, ni con el PSOE ni con el PIL", aseguró el presidente de CC en la isla.

Reguera, por su parte, aseguró que "el PP va a hacer lo que ha venido haciendo hasta ahora: proponer ideas para el beneficio de la capital y votar lo que sea bueno para los ciudadanos y rechazar lo que no".