Cobo recuerda que la deuda municipal es "perfectamente asumible" y que los ciudadanos la respaldaron en 2007

Recuerda que el pago de la deuda madrileña supone el 3,4% del PIB, mientras que para pagar la del Estado se necesita el 6,41% del PIB

MADRID, 2 (EUROPA PRESS)

El vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, aseguró hoy que la deuda municipal, que asciende ya a 6.681 millones de euros, es "perfectamente asumible" y recordó que los madrileños respaldaron mayoritariamente en las elecciones locales de 2007 los proyectos del Ejecutivo local que han llevado a esta situación financiera, que se ha visto agravada además por la actual coyuntura económica.

En la rueda de prensa posterior a la Junta del Gobierno, el vicealcalde comenzó subrayando que la Administración municipal es "absolutamente transparente". "Este equipo planteó a los madrileños unas actuaciones en innovación, infraestructuras, mejora de la ciudad de las que se suelen hacer cada 40 ó 50 años, de esas obras que no se hacen con el presupuesto anual, y preguntó si merecían la pena", recordó, refiriéndose entre otras cosas al soterramiento de la M-30 y a todas las infraestructuras complementarias a la misma.

"De los que votaron en el 2007, más del 56 por ciento estaban a favor, y eso que durante la campaña electoral éste fue un elemento muy de peso", continuó el edil, en referencia a que en la campaña electoral de los últimos comicios locales el candidato socialista y hoy ministro de Industria, Miguel Sebastián, hizo "una campaña basada en ese elemento (la M-30) y en cuánto ha costado". "Pero los madrileños le dijeron al alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, que merecía la pena, y aunque la deuda la pagaremos en 30 años, es una situación perfectamente asumible", apostilló.

A su parecer, a la hora de acometer este proyecto existían "varias posibilidades", entre "no hacerlo, como decía el Grupo Municipal Socialista", a quien el vicealcalde acusó de preferir "las obras paralizadas", o meterlo en el Presupuesto Ordinario, "algo imposible a no ser que redujéramos los servicios que prestamos a los ciudadanos y, aún así, habría sido difícil porque el volumen era muy grande".

"La otra opción era decirles a los madrileños lo que íbamos a hacer, que íbamos a endeudarnos y a pagarlo en 30 o 40 años, y los madrileños nos dijeron mayoritariamente 'adelante', lo refrendaron con su apoyo en un momento en que las obras ya habían acabado y la deuda se había incrementando enormemente", continuó, subrayando además que "hoy no se podría haber hecho (este proyecto) con la situación económica que existe, ni siquiera buscando el camino de incrementar el endeudamiento".

MENOS DEUDA RELATIVA

A renglón seguido, Cobo se centró en el argumento, ya presentado en otras ocasiones por el delegado de Hacienda, Juan Bravo, de que la deuda de la capital no es mayor en términos relativos a los de otras administraciones, incluido el propio Estado. "El Ayuntamiento, con esta deuda tan grande, dedica el 3,4 por ciento a pagarla, mientras que del presupuesto total del Estado se dedica el 6,41 por ciento", indicó.

"Parece ser que es perfectamente asumible que una institución dedique el doble que otra a pagar sus deudas", replicó en referencia a las acusaciones del PSOE, y continuó con que incluyendo en estas cifras los intereses y la amortización de los mismos, el Consistorio continúa destinando el 9 por ciento a esta carga financiera, mientras que el Gobierno central necesita el 36 por ciento de su presupuesto.

Según datos municipales aportados por el Banco de España, cada madrileño debía a finales del año pasado 2.080 euros por la deuda del Ayuntamiento y 7.200 euros por la Administración Central. Además, la deuda estatal crece 241 millones de euros cada día, por lo que en tan sólo tres semanas se habrá incrementado en el volumen total de la deuda municipal, alcanzada a lo largo de muchos años.

Con respecto al peso de la deuda en relación a los ingresos, en el Ayuntamiento representa un 132 por ciento frente al 236,77 por ciento del Gobierno nacional, y la relación con el presupuesto es del 115 y del 169 por ciento, respectivamente, frente a la aportación al PIB nacional de la capital, que llega al 12 por ciento, aunque la deuda supone sólo un 1,5 por ciento del total estatal.

De hecho, Cobo también comparó las cifras madrileñas con las de otros ayuntamientos y regiones, señalando que Cataluña aporta el 26 por ciento del peso de la deuda de todas las comunidades autónomas, y eso "sin comparar con población y sin saber cuánto se ha dedicado a inversiones". Por ello, el vicealcalde opinó que deberían compararse los datos de la capital con los de otras regiones, más parecidas en presupuesto y población a Madrid.

En este sentido, los datos municipales apuntan que mientras el ratio deuda/PIB de Madrid está en el 5,1 por ciento, el de Valencia llega al 11,4 por ciento; el de Baleares, al 9 por ciento; el de Cataluña, al 8,9 por ciento; el de Galicia, al 6,9 por ciento; y el de Castilla-La Mancha, al 6,3 por ciento. Por su parte, en la Comunidad de Madrid este ratio es del 5,3 por ciento, y el conjunto de todas las comunidades autónomas, del 6,2 por ciento. Todas por encima del madrileño.

Además, el déficit madrileño del año pasado equivale, según los mismos datos, al 0,98 por ciento de su PIB, una cifra similar a la de la mayoría de las regiones y por debajo de la del Estado, que alcanzó el 2,74 por ciento. Como Bravo ha recordado en múltiples ocasiones, gran parte de esta deuda deriva de las competencias impropias que asumen los consistorios y del déficit estructural en el modelo de financiación local, que la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) lleva reclamando modificar desde hace meses.