Corral califica de "salvajada" las sendas fianzas de 1,4 millones para el arquitecto y el aparejador del Hotel Son Moll

PALMA DE MALLORCA, 13 (EUROPA PRESS) El presidente del Colegio Oficial de Arquitectos de Baleares, Luis Corral, calificó hoy de "salvajada" las sendas fianzas de 1,4 millones de euros para el arquitecto y el aparejador del hotel Son Moll, Arturo Vila, y José Luis Pujol, respectivamente, fijadas en dos autos dictados por la magistrada de instrucción número 2 de Manacor, Martina Mora, encargada de la investigación del derrumbe parcial de este establecimiento el pasado 16 de diciembre, que causó la muerte a cuatro trabajadores. En declaraciones a Europa Press, Corral consideró que sería comprensible que la jueza hubiera impuesto una fianza de 1,4 millones de euros para todos los imputados en este caso, incluyendo a los técnicos y al constructor y promotor del hotel Son Moll, situado en Cala Rajada, pero, a su juicio, "no tiene ningún sentido" que se exija esta cantidad sólo al arquitecto y al aparejador. Así, criticó que desde el día del derrumbe del hotel, se está "criminalizando" al arquitecto y al aparejador, responsabilizándoles del grave siniestro, cuando, según la Ley de Ordenación de Edificación, el principal agente que interviene en la edificación de un inmueble es el promotor. Además, Corral estimó que las sendas fianzas de 1,4 millones de euros fijadas por la jueza para el arquitecto y el aparejador están "totalmente desorbitadas", teniendo en cuenta que "no existe riesgo de fuga" y que, además, en caso de que así lo determine la sentencia, ambos podrán hacer frente, a través de sus compañías de seguros, a las indemnizaciones a las familias de las víctimas y a los obreros que resultaron heridos. En este sentido, criticó que las acusaciones ejercidas por el fiscal de siniestralidad laboral, Miguel Ángel Anadón, y el Bufete Pomar "han decidido" que los causantes del derrumbe parcial del hotel Son Moll son "el arquitecto y el aparejador, mientras que han determinado que el constructor y el promotor no tienen nada que ver". Así, expresó su "perplejidad" por el hecho de que sólo se haya impuesto fianza al arquitecto y aparejador, cuando aún no han finalizado los trabajos de los peritos, quienes determinarán las causas reales del accidente y si se produjo alguna negligencia por alguno de los técnicos de la obra. Por esta razón, estimó "prematuro y arriesgado" culpabilizar al arquitecto y aparejador antes de conocer las conclusiones de los peritos y sostuvo que "no fue casual" que tras el derrumbe del hotel, se les detuviera ante la presencia de los medios de comunicación, lo que, en su opinión, supuso un "linchamiento mediático que fue apoyado desde otras instancias". Finalmente, Corral aseveró que una vez se determinen exactamente cuáles fueron las causas del accidente, la Justicia debería "dilucidar" cuál fue el grado de responsabilidad de cada uno de los técnicos de la obra para, posteriormente, imponerles una fianza, con el fin de que se pueda indemnizar a las familias de las víctimas y a los trabajadores heridos.