De la Serna critica cree que la FEMP es "absolutamente inoperante" y está "vendida al PSOE"

Cargos municipales del PP piden un nuevo marco de financiación y "más medios"

PAMPLONA, 6 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Santander, el 'popular' Iñigo de la Serna, criticó hoy en Pamplona que la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) es "absolutamente inoperante" y está "vendida al PSOE", de forma que es un órgano con "una gran debilidad" que "no defiende los intereses de los municipios".

De la Serna realizó estas aseveraciones durante la celebración de una mesa redonda en el marco de la XIV Unión Intermunicipal del PP que se celebra desde hoy en Pamplona, en la que distintos cargos municipales reclamaron que se establezca un nuevo marco de financiación para los ayuntamientos españoles y exigieron que los entes locales dispongan de "más medios" para hacer frente a los gastos que generan los ciudadanos.

El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna, censuró que, pese a que los ayuntamientos han sido "tremendamente solidarios" con las comunidades autónomas, "no han conseguido ningún avance en el gasto público", y lamentó que las entidades locales dependen "de la voluntad política de sus comunidades". "Sufrimos la asfixia económica de quien trata de debilitar a la formación política diferente de la suya, como es en el caso de Santander", recalcó.

Además, censuró que el presidente del Gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero, "nos ha engañado" porque "prometió que la negociación con las entidades locales se iba a hacer en paralelo con las comunidades autónomas, y no ha sido así", ya que, según dijo, "los ayuntamientos nos hemos quedado al margen sin ninguna capacidad de coger parte del pastel que va a las regiones".

De la Serna estuvo acompañado en la mesa redonda por el presidente de la Diputación de Zamora y portavoz del grupo popular en la FEMP, Fernando Martínez Maíllo; la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Logroño, Concepción Gamarra; el alcalde de Guadalajara, Antonio Román; el alcalde de Lalín (Galicia), José Crespo, y el concejal del PP del Valle de Egüés (Navarra), Javier Trigo, encargado de presidir la mesa que se desarrolló bajo el título 'Financiación local: Un modelo al servicio de los ciudadanos'.

EL CASO DE SANTANDER

En su intervención, el alcalde de Santander destacó el protagonismo de los ayuntamientos en la búsqueda de soluciones a la actual crisis económica y citó la experiencia del Ayuntamiento de Santander y distintas iniciativas puestas en marcha.

"Y todo se ha hecho por responsabilidad con nuestros vecinos. A pesar incluso de que también los propios ayuntamientos acusamos una situación económica difícil, debido especialmente al coste que nos origina la prestación de unos servicios a la ciudadanía que no son de nuestra competencia y para los que por lo tanto carecemos de financiación y que nos vemos obligados a prestar, con cargo a nuestros recursos, por razones de proximidad y cercanía", señaló el alcalde.

Para De la Serna, la crisis ha "puesto de manifiesto la importancia de los entes municipales en la búsqueda de soluciones a los principales problemas de los ciudadanos". "Se hace ahora por lo tanto, más urgente que nunca, una reforma de la financiación local que se ajuste a las necesidades reales de los ayuntamientos y nos otorgue el peso en el reparto del gasto público que nos corresponde", concluyó De la Serna.

Así, el regidor santanderino se refirió al Plan de Control y Austeridad del Gasto y al Plan de Promoción Económica, "con importantísimas medidas de apoyo a los sectores productivos con más peso en nuestra economía local".

El alcalde se refirió a las "numerosas iniciativas de apoyo" al sector comercio, al sector turismo y al sector de la construcción, "los más castigados por la crisis, que ha impulsado el Ayuntamiento de Santander en los últimos meses con el único propósito de garantizar el empleo e incentivar la economía de la ciudad".

De manera complementaria, el Ayuntamiento ha aprobado exenciones y bonificaciones fiscales, tanto para fomentar la actividad económica y empresarial en Santander, como para atender a las familias más necesitadas.

También expuso que se ha facilitado a los vecinos el pago de los impuestos municipales en distintos plazos y se ha incrementado el presupuesto de la Concejalía de Empleo en más de un 30%, al tiempo que mejorado la oferta formativa para emprendedores y personas en situación de desempleo.

OTRAS INTERVENCIONES

Fernando Martínez Maíllo, presidente de la Diputación de Zamora y portavoz del grupo popular en la FEMP, manifestó que "la historia" de la financiación local ha sido "una gran frustración" porque en los últimos años "no se ha conseguido nada" y "no ha habido ningún tipo de avance", y reprochó al Gobierno de Zapatero que "nos ha estado toreando".

Para Martínez Maíllo, quien "siempre" ha llevado la iniciativa en materia de financiación local "ha sido el PP", y recalcó que la Federación Española de Municipios y Provincias "ha caído en un gran desprestigio por culpa de su actual presidente, Pedro Castro".

Por su parte, la portavoz del PP en el Ayuntamiento de Logroño, Concepción Gamarra, insistió en la necesidad de crear un nuevo marco de financiación local. En su opinión, es "inaplazable" que se lleve a cabo esta reforma "ya no sólo por la crisis económica que está empezando a asfixiar a los ayuntamientos, sino también porque además se empieza a generar un incremento del gasto para la prestación de una serie de servicios para las familias que empiezan a tener a todos sus miembros en situación de desempleo".

Según Gamarra, España "tiene una gran deuda con los ayuntamientos", por lo que planteó que la reforma pase por "incrementar la financiación local por parte del estado, que los ayuntamientos tengan un tratamiento similar a las comunidades autónomas en materia presupuestaria, la creación de un fondo municipal de garantías de los servicios públicos y que las entidades locales participen en los tributos de las comunidades autónomas".

En este sentido, el alcalde de Guadalajara, Antonio Román, puso de relieve que es "necesario" que las entidades locales no tengan que depender de su comunidad autónoma y señaló que "ya es hora de que se fortalezcan las competencias y los recursos de los ayuntamientos". "Tenemos que avanzar en esta materia, es el momento de desarrollar dos vertientes para las entidades locales, una financiera y otra competencial", matizó.

Finalmente, el alcalde de Lalín, José Crespo, subrayó que "si las ciudades y los ayuntamientos grandes tienen problemas, muchos más tienen las entidades más pequeñas", y dijo que "algunos de ellos igual no pueden pagar ni a sus funcionarios". A su juicio, en España "sobra muchos municipios", por lo que propuso la fusión de los mismos, aunque sea una medida "complicada y utópica".