Declaran en concurso a una sociedad participada por el Ayuntamiento de Marbella

MÁLAGA, 14 (EUROPA PRESS)

El Juzgado de lo Mercantil número 1 de Málaga ha declarado en concurso voluntario a la sociedad Gerencia de Compras y Contratación de Marbella (Málaga), participada por el Ayuntamiento marbellí, admitiendo, así, la solicitud presentada en febrero pasado por el Consistorio, ante la situación de insolvencia.

Según el Ayuntamiento, esta empresa pertenecía al entramado de sociedades instrumentales de anteriores equipos de gobierno. En concreto, según explicó en su día el coordinador de Hacienda y Personal, Carlos Rubio, se dedicaba a adquirir bienes y servicios "sin ningún tipo de procedimiento, adjudicando a dedo, sin publicidad ni ningún requisito".

En el auto, al que tuvo acceso Europa Press, se precisa que se trata de una sociedad "sin actividad, que depende de expectativas de derechos de crédito que parte del Ayuntamiento y con una cuantiosa deuda", que cifra en cerca de 20 millones de euros, "gravadas con embargos y fruto de múltiples reclamaciones judiciales".

Los solicitantes precisan, según se indica en la resolución, que la empresa es "cien por cien de participación pública", que en su día "se constituyó por otras sociedades" y en donde, "tal y como se ha acreditado, existen indicios serios de responsabilidad criminal que están siendo investigados en los juzgados de Marbella".

Así, se precisa que analizando el objeto y los estatutos aparece como "sociedad puramente mercantil con objeto mercantil sin relación alguna con servicios públicos", aunque se dice que la consideración de pública "parte de que se afirma y acredita la titularidad de la participación exclusiva" del Consistorio y la conformación del consejo de administración "por autoridades de dicho Ayuntamiento".

"Existe confusión absoluta entre lo que es la sociedad y la actividad realizada por la misma en virtud de la cual ha existido y se genera la deuda, pues parece más un instrumento utilizado por el citado Ayuntamiento con el que --así ha sido reconocido en alguna de las sentencias aportadas-- se ha venido sorteando la normativa pública de contratación", afirma el titular del juzgado.

En este sentido, se apunta que las deudas "son privadas" y se concluye que se trata de una sociedad mercantil "con un objeto social privado sin intervención público o de servicio público cuya característica esencial es la plena participación pública que no le quita la naturaleza privada", por lo que procede declararla en concurso voluntario.

Como medidas, se acuerda la intervención de la sociedad, aunque "conservando el deudor las facultades de administración y disposición sobre su patrimonio y sujeto por tanto a la intervención de los administradores concursales, mediante su autorización o conformidad en la forma prevista en la Ley Concursal".

Asimismo, se nombran a los administradores concursales, que deberán aún manifestar si aceptan o no el cargo y que tendrán que realizar una comunicación a cada uno de los acreedores que consten, informándoles de la declaración y del deber de informar de sus créditos.