Detienen a un jefe policial en México por presuntos nexos con el narcotráfico

  • México, 20 mar (EFE).- Las autoridades mexicanas detuvieron a un jefe policial en el estado de Chiapas, en el sur del país, por sus presuntos vínculos con los sicarios del cártel de la droga de Tijuana, en el norte, informaron hoy fuentes oficiales.

Detienen a un jefe policial en México por presuntos nexos con el narcotráfico

Detienen a un jefe policial en México por presuntos nexos con el narcotráfico

México, 20 mar (EFE).- Las autoridades mexicanas detuvieron a un jefe policial en el estado de Chiapas, en el sur del país, por sus presuntos vínculos con los sicarios del cártel de la droga de Tijuana, en el norte, informaron hoy fuentes oficiales.

El inspector de la Policía Federal acusado, Rudy Ezequiel Astudillo Constantino, fue localizado en San Cristóbal de las Casas (Chiapas) y detenido de manera preventiva durante cuarenta días, informó la Procuraduría General de la República (Fiscalía) en un comunicado.

El detenido fue trasladado al Centro de Investigación Federal (CIF), en la capital mexicana, donde permanece bajo custodia.

Astudillo había sido comisario de la Policía Federal en Tijuana, donde actúa el cártel del mismo nombre.

Según la PGR, el jefe policial "podría estar relacionado con Ángel Jacomé Gamboa, alias 'El Kaibil', presunto sicario de la célula criminal comandada por Teodoro García Simental, alias 'El Teo' o 'El Tres Letras'".

Jacomé, de 29 años, fue detenido hace diez días junto a otras cincuenta personas en una fiesta particular celebrada en Tijuana, localidad fronteriza con San Diego (Estados Unidos), en la que irrumpió el Ejército.

De los detenidos, 26 son acusados de tener vínculos con el narcotráfico.

Por su parte, Simental lidera una de las facciones del cartel de Tijuana, en manos de los hermanos Arellano Félix.

"El Teo" está enfrentado con uno de los sobrinos de esa familia, Fernando, en una sangrienta disputa por encabezar la organización criminal tras la muerte o envío a prisión de la mayoría de los antiguos capos de la banda.

Uno de los principales obstáculos con los que se ha encontrado en su lucha contra el narcotráfico el presidente mexicano, Felipe Calderón, es el elevado nivel de infiltración del crimen organizado en la policía.

Calderón ha combatido la corrupción policial sacando al Ejército a las calles para realizar tareas de seguridad pública.

Además de decenas de policías arrestados por corrupción, entre los altos mandos procesados por esa razón se encuentra el primer zar antidrogas que tuvo Calderón, Noé Ramírez Mandujano, y dos ex jefes de Interpol, Rodolfo de la Guardia García y Ricardo Gutiérrez Vargas.