Díaz lamenta que el Ayuntamiento "se ha quedado solo" en su defensa de los intereses de los santanderinos

Critica la postura del grupo socialista por respaldar al PSOE en su intento de masificar la zona

SANTANDER, 16 (EUROPA PRESS)

El concejal de Infraestructuras, Urbanismo y Vivienda, César Díaz, subrayó hoy que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Santander "se ha quedado solo" en la defensa de los intereses de los santanderinos ante el "repentino cambio de criterio" del Ministerio de Fomento respecto a la reordenación ferroviaria, que ahora "intenta imponer un incremento del 45 por ciento respecto a la edificabilidad que se había acordado hace seis meses".

"El equipo de Gobierno se encuentra solo en su defensa de los intereses de los ciudadanos y especialmente de los vecinos de Castilla-Hermida, que serían los grandes beneficiados si se acepta el planteamiento del Ayuntamiento, con dotaciones y espacios libres para un barrio muy necesitado de ellos, y los grandes perjudicados si bajáramos la guardia y permitiéramos que el Ministerio estableciera una edificabilidad de 313.000 metros cuadrados, que ni podemos ni debemos consentir", subrayó el concejal.

Además, en un comunicado, Díaz consideró que la postura del grupo municipal socialista "no se corresponde con la defensa de los intereses de los ciudadanos sino con los de su partido".

Así, criticó que "el mismo PSOE que abogaba por que no se construyeran viviendas en los espacios liberados con el cubrimiento de las vías, ahora no tiene el más mínimo reparo en respaldar a sus compañeros de su partido del Ministerio de Fomento en su intento por masificar esa zona y convertirla en un segundo Castilla-Hermida".

El responsable municipal de Infraestructuras lamentó que el PSOE haya elegido "ponerse del lado de su partido y no del de los ciudadanos, en el que está y seguirá estando en todo momento el Ayuntamiento, que está dispuesto a tirar del carro de la ordenación ferroviaria hasta el punto de valorar la posibilidad de asumir en solitario la ordenación en superficie si el Ministerio de Fomento mantiene la inflexible postura que se trasladó a los representantes municipales en la última reunión".

"Frente a esta postura, desde el Ayuntamiento hemos sido siempre tremendamente flexibles y dialogantes, entendiendo que, fruto del diálogo y de la negociación, se podía alcanzar un acuerdo, como así había sido hasta que, en la reunión del 2 de abril, el Ministerio de Fomento rompió por completo y de manera unilateral con todo lo que se había consensuado hasta ese momento", remarcó.

"CONFUNDIR" A LOS CIUDADANOS

El concejal señaló que, además, el Ministerio de Fomento "ha intentando confundir a los ciudadanos" diciendo que lo único que diferenciaba su propuesta de la del Ayuntamiento era pasar de una edificabilidad del 0,6 al 0,7 por ciento "cuando, en realidad, lo que pretende el Ministerio es incrementar la edificabilidad en un 45 por ciento, de manera que suba de 217.000 a 313.000 metros cuadrados".

"Y esto, que para el Ministerio son sólo cifras en un papel, nosotros tenemos claro que supondría condenar a los vecinos de Castilla-Hermida a quedarse sin la posibilidad de disfrutar de zonas de uso público, áreas verdes y dotaciones como un centro cívico", aseguró el concejal.

Díaz recalcó que no se puede hablar de una comisión técnica puesto que las cuestiones que ahora se discuten no son técnicas sino políticas, como lo demuestra el hecho de que la comisión en la que hasta ahora se ha debatido este proyecto está integrada por el secretario de Estado, alcaldes, el delegado del Gobierno o el presidente del Puerto, "todos ellos cargos políticos y no técnicos".

Por último, el responsable municipal de Infraestructuras destacó "el papel de impulso y de liderazgo" del proyecto que hasta ahora ha mantenido el Ayuntamiento de Santander y aseguró que así seguirá siendo, "aunque tenga que hacerlo en solitario, defendiendo los intereses de los santanderinos frente a los de otras administraciones".