Dimite el edil de Arganda (Madrid) detenido por enfrentarse a agentes que le pararon por conducir presuntamente borracho

ARGANDA DEL REY (MADRID), 27 (EUROPA PRESS)

El segundo teniente de alcalde y concejal del Régimen Interior de Arganda del Rey, Manuel Cercadillo Toledo, dimitió de sus cargos y presentó hoy su acta de renuncia como concejal tras conocerse que fue detenido el pasado sábado cuando circulaba supuestamente bajo los efectos del alcohol por las calles del municipio madrileño, por lo que "queda alejado de la escena política".

El alcalde de Arganda del Rey, Pablo Rodríguez Sardinero, compareció hoy ante los medios de comunicación para leer un comunicado en el que explicó que el 26 de mayo, Cercadillo presentó su dimisión de los cargos en el Ayuntamiento, así como del cargo de portavoz del Partido Popular y entregó su acta de concejal en el Consistorio madrileño. El puesto de Manuel Cercadillo en el Ayuntamiento de Arganda será ocupado por María Jesús López Valdés.

Rodríguez Sardinero se refirió en el comunicado a la situación familiar que atraviesa Cercadillo y que explicó ésta "le provoca un estado de ansiedad considerable". Además, precisó que "es fundamental evitar cualquier tipo de comportamiento personal o público que afecte al debido cumplimiento de las normas de conducta", en referencia a la detención de Cercadillo el pasado sábado por la Guardia Civil, en Arganda del Rey, cuando presuntamente conducía bajo los efectos del alcohol y se enfrentó a los agentes que le dieron el alto.

"Este Ayuntamiento y su Gobierno han actuado con rapidez, solvencia, contundencia y rigor ante los hechos producidos y seguirá velando por el comportamiento impecable de los representantes públicos que lo integran", continuó.

Asimismo, el primer edil reiteró que el Consistorio argandeño "no permitirá comportamientos inadecuados" de ningún miembro de la Corporación, así como velará "por el buen nombre de la ciudad, la imagen de sus representantes públicos y por seguir haciendo eficientemente el trabajo para el que los ciudadanos les eligieron".

"La Justicia ha tomado medidas en el marco de sus competencias, y el Grupo Popular de Arganda del Rey y los miembros del equipo de Gobierno han sido categóricos en la toma de decisiones eficaces, rápidas y acordes con las exigencias del deber público que contiene un cargo electo", indicó el alcalde.

Por último, señaló que los ciudadanos "pueden y deben sentirse seguros" de que el Ayuntamiento "velará por el debido cumplimiento de las funciones públicas de sus representantes, así como responderá con contundencia ante cualquier hecho que pueda producirse".

"PREOCUPACIÓN" EN EL PSOE

Por su parte, el Grupo Municipal Socialista del Consistorio de Arganda del Rey mostró su "más profunda preocupación" por este tipo de comportamientos "incívicos e irresponsables. "Si bien esta actitud es reprochable y condenable a cualquier ciudadano, por lo que ello significa de imprudencia temeraria y por tanto, de peligro y riesgo social por ser un claro atentado contra la integridad física de las personas, en este caso lo es aún más por tratarse de un cargo público que como concejal y portavoz del Grupo Popular representa al Gobierno Municipal de Arganda del Rey", agregó.

Además, criticaron que el municipio "vuelve a ser motivo de escándalo y de compartimiento inmoral por parte de sus gobernantes, que lamentablemente ensucia el prestigio que corresponde a Arganda del Rey y a sus vecinos".