Dos concejales comparecen hoy ante el juez por alteración del orden público tras encerrarse en Sanidad

RIVAS VACIAMADRID, 27 (EUROPA PRESS)

El primer teniente de alcalde de Rivas Vaciamadrid, Guillermo Magadán, el concejal de Salud y Consumo, Adolfo García, y la directora de ese área, María de los Ángeles Angulo, serán juzgados hoy en un juicio de faltas tras haber sido denunciados por la Consejería de Sanidad por encerrarse en la dirección general de Sanidad.

La denuncia se produjo por alteración del orden público después de que los ediles se encerraran el pasado 12 de noviembre en las dependencias de la Dirección General de Sanidad para reclamar la construcción del tercer centro de salud del municipio. El juicio de faltas se celebrará en el Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid.

"Acudiremos a defender nuestra decisión de encerrarnos tras comprobar que la Comunidad de Madrid no había incluido el centro de salud en los presupuestos de 2009. Consideramos que la presión es una vía legítima para conseguir esta infraestructura absolutamente imprescindible para nuestros ciudadanos y que lleva años de retraso", manifestó Guillermo Magadán.

La Comunidad de Madrid incluyó la redacción del proyecto de un centro de salud con especialidades médicas en los presupuestos del año 2007, tras alcanzar un acuerdo con el Ayuntamiento de Rivas en noviembre de 2005 en el que se incluían también otras mejoras sanitarias.

"A pesar de los reiterados incumplimientos del Gobierno de Aguirre, los intentos de negociación con la consejería no daban los frutos esperados. El encierro fue una decisión dura, pero a la que nos había abocado la inacción de los responsables regionales", señaló el edil de Salud y Consumo.

Tras el encierro, apoyado por todo el Gobierno municipal (IU-PSOE), el consejero de Sanidad, Juan José Güemes, se comprometió con el alcalde, José Masa, a iniciar las obras del tercer centro de salud de Rivas antes de finales de este año.

Rivas Vaciamadrid, la localidad más joven de la Comunidad de Madrid, sólo cuenta con dos centros de salud y un consultorio para una población de 69.500 habitantes.

Actualmente existe una sobresaturación de pacientes en las consultas de los médicos de familia: hasta 2.100 cartillas por profesional cuando la ratio media recomendada es de 1.500. Esto supone que se atienda un paciente cada cinco minutos o, lo que es lo mismo, que en cada turno (de cuatro horas) los médicos de Rivas atiendan a 50 pacientes.