El alcalde de Arrecife cesa a los concejales del PIL y dice que "habrá tiempo de pensar en la dimisión"

Duda de que se investigue los preparativos del nuevo Plan General de Ordenación

ARRECIFE (LANZAROTE), 26 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Arrecife (Lanzarote), Enrique Pérez Parrilla (PSC-PSOE), cesó hoy a los seis concejales del Partido Independientes de Lanzarote (PIL) que formaban parte del equipo de gobierno como consecuencia de la 'Operación Unión', que ha supuesto la detención de dos ediles pilistas. Pérez Parrilla dijo que "habrá tiempo de pensar en la dimisión" tras el desmantelamiento de la presunta trama vinculada al Ayuntamiento relacionada con el presunto cobro de comisiones ilegales a empresarios.

En rueda de prensa, Pérez Parrilla confió en que "en breve se pueda conformar una mayoría, con el partido [socialista] o sin él". Destacó que "los graves acontecimientos" que ocurrieron ayer, con la intervención judicial del Consistorio, han hecho tomar la decisión de expulsar a todos los ediles del PIL del grupo de gobierno, que él acata "plenamente".

El alcalde ya ha comunicado al resto de grupos políticos de la corporación municipal el cese de los pilistas, al tiempo que aseguró que el resto de fuerzas políticas --Coalición Canaria, Partido Popular, Partido Nacionalista de Lanzarote y Alternativa Ciudadana-- le "han comunicado su predisposición" para "colaborar" con el Partido Socialista "en temas puntuales".

El grupo de gobierno queda formado desde este martes por sólo siete concejales del PSOE, que asumirán todas las áreas de gestión. En cualquier caso, Pérez Parrilla insistió en que "no es una situación que debiera extenderse mucho" porque, dijo, gobernar en minoría es "prácticamente imposible".

Respecto a la 'Operación Unión' llevada a cabo por la Guardia Civil bajo la orden del Juzgado de Instrucción número 5 de Arrecife, el regidor aseguró desconocer los pormenores y deseó que se levante cuanto antes el secreto de sumario que pesa sobre el caso para conocer los detalles.

No obstante, añadió que el operativo policial "que se ha montado tiene suficiente envergadura para que dé la impresión de que efectivamente hay un seguimiento desde hace tiempo de una serie de temas que esperemos que, por relación de amistad con concejales y otras personas, no se confirmen".

"IBAN A TIRO HECHO"

Pérez Parrilla permaneció en las dependencias del Ayuntamiento desde que comenzó la operación, sobre las 09.30 de la mañana, hasta aproximadamente las 17.00 horas de la tarde. Sobre esas horas, simplemente apuntó que los agentes "iban de dependencia en dependencia y se llevaron material", pero dijo que no se sabía cuál.

"Mi opinión personal --dijo el alcalde en una rueda de prensa celebrada este martes en su despacho-- es que esto tiene que ver con algo de urbanismo, pero nada más". Añadió que, eso sí, los agentes "iban a tiro hecho respecto de las personas" que se detuvieron.

PLAN GENERAL DE ORDENACIÓN

La Guardia Civil señaló el lunes que dentro de la operación se había investigado la supuesta manipulación de la adjudicación del avance del Plan General de Ordenación Urbana de Arrecife. Sin embargo, el alcalde afirmó este lunes que se debe tratar de un error ya que el avance del planeamiento "no ha salido ni a licitarse".

"No creo que se trate del avance, que ni siquiera ha salido" y "que estaba a nivel de redacción", dijo Pérez Parrilla, quien opinó que "más bien deben ser temas anteriores". El Ayuntamiento tramitó entre 2002 y 2008 un documento de plan general que fue archivado. Sobre el pliego de condiciones para contratar uno nuevo, dijo que "no tiene mayor trascendencia".

Sobre la detención del socialista Segundo Rodríguez, el primer edil aseguró que el cambio de mutua acordado por el Ayuntamiento para que se ocupase de la plantilla Asepeyo, vinculada con Rodríguez, "no tiene nada que ver con la trama que se está investigando".

El primer edil insistió en la rueda de prensa en que acata la decisión de su partido. Consideró que la situación es "suficientemente escandalosa" como para "que se aclare todo". Deseó "a nivel personal" que las personas detenidas "sean inocentes y que la ley funcione con el rigor que tenga que funcionar".