El alcalde de Cuenca no teme que el concejal Miguel Ortiz pueda desequilibrar su equipo de Gobierno en el Ayuntamiento

CUENCA, 14 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Cuenca, Francisco Pulido, aseguró hoy que no tiene ningún temor ante la posibilidad de que el concejal Miguel Ortiz pueda pasar a ser concejal "no adscrito", y suponga un voto decisivo, incluso, ante una posible moción de censura.

En declaraciones a los medios en una visita a una fábrica de pavimentos, Pulido recordó que el Partido Popular, cuyo comité provincial se reúne esta tarde, tomará las medidas disciplinarias que crea necesarias, y el Grupo Municipal las secundará. "Las actuaciones son conjuntas. No hay dos entes, sólo un único Partido Popular", sentenció.

En caso de que Ortiz siga siendo concejal del PP, el alcalde confía en que siga trabajando por la ciudad y por el partido. En un supuesto caso contrario, no ha querido adelantarse a los acontecimientos.

Pulido afirmó que no teme por el equipo de Gobierno que preside, y recordó que es alcalde por la voluntad de los conquenses. "¿Quién dijo miedo? Nadie. No hay ningún temor porque hace dos años los conquenses decidieron que el Partido Popular gobernase en Cuenca, y el Grupo Municipal Popular quiso que yo gobernase. Yo voy a seguir trabajando por la ciudad, porque no puedo hacer otra cosa y porque es lo que me gusta", indicó.