El alcalde de Ourense dice que no hay "atisbo de desunión" en el bipartito, que rechaza debatir en pleno la remodelación

El PP pide explicaciones por los cambios en la corporación municipal porque "incapacidad" al alcalde de gobernar la ciudad

OURENSE, 8 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Ourense, Francisco Rodríguez, aseguró hoy en el pleno que no hay "ni un atisbo de desunión" en el bipartito (PSOE y BNG), que en la sesión rechazó debatir sus últimas remodelaciones realizadas --como el cese del edil de Personal, Antonio Rodríguez, o la inclusión para dirigir dicha área, de Carmen Rodríguez Dacosta como edil no electa--.

Francisco Rodríguez explicó, por tanto, los cambios de la estructuración de su gobierno al PP, que había presentado una moción para "debatir" los cambios promovidos en el gobierno municipal.

El regidor socialista habló de la "cabezonería" del PP sobre la existencia de un "gobierno dividido" y sobre si el teniente de alcalde le "aprieta la garganta". "Hoy, igual que los últimos dos años, la respuesta contundente a esta manifestación perversa y repetida es la actuación del grupo porque nunca hubo una votación contraria en los miembros del grupo", aseveró.

En este sentido, Francisco Rodríguez manifestó que puede haber "diferencias" entre "los miembros de diferentes grupos, pero también dentro de un propio grupo". "Podemos tener diferencias y las tenemos pero por encima de eso respetamos la voluntad de los ciudadanos que expresaron libremente el deseo de configuración de un gobierno de progreso", incidió.

ACUERDOS UNÁNIMES

Con todo, la unanimidad de los grupos políticos fue la tónica general de todos los puntos del orden del día, incluidas las mociones presentadas por el PP, salvo la tercera que fue la desencadenante de la tensión entre gobierno y oposición, y que se centraba en someter a debate las diferentes remodelaciones del gobierno municipal.

El alcalde de Ourense afirmó que la moción iba incluida en el orden del día por "decisión propia", aunque quiso dejar claro que "no había lugar" a su presentación, ya que no era una propuesta que fuese a ser sometida a aprobación.

Aún así, el PP utilizó sus dos turnos de intervención centrando sus argumentaciones en la "incapacidad" del alcalde para gobernar Ourense y en la "necesidad de echar mano de refuerzos con dedicación exclusiva para ello", haciendo referencia a la inclusión de la ex delegada de Traballo como concejal no electa, que se hará cargo del área de Personal.

El PP apuntó que en esta legislatura el bipartito le saldrá "dos millones de euros más caro" a los ciudadanos respecto de la anterior corporación municipal, al pasar de 14 a 15 concejales con el fichaje de Carmen Rodríguez Dacosta, en lugar de preconizar la "austeridad en la administración local".

El portavoz popular, Enrique Nóvoa, aseguró que todos los ceses, cambios y dimisiones son la "prueba palpable" de la existencia de una "crisis muy profunda en el gobierno" que "lleva" al regidor municipal ourensano a la reflexión de que "con los que tengo a mi lado no doy hecho y con los del lado del BNG, no los puedo tocar. Luego, tengo que echar mano de alguien de fuera para salir del paso" y "aquí aparece la figura de la edil no electa".

Por su parte, el alcalde de Ourense no entró en el debate y afirmó, que "por respeto incluyó la moción del PP a pesar de que no tenía por qué hacerlo al no tratarse de una propuesta de acuerdo.

CAMBIO DE ESCENARIO

El pleno del Ayuntamiento de Ourense tuvo una cara diferentes a la de los últimos años, ya que cambió de ubicación y la corporación municipal celebró la sesión en la Diputación Provincial, al estar el salón de plenos de la institución municipal ourensana en obras.

De este modo el alcalde de la ciudad, el socialista Francisco Rodríguez, ocupó el sillón del presidente de la Diputación, el 'popular', José Luis Baltar, mientras que éste último se sentó en la silla del alcalde de Baños de Molgas y diputado provincial, Julio Pérez.

Al inicio del pleno municipal, el alcalde de Ourense quiso "agradecer" la "generosidad y facilidad" para que "podamos celebrar esta sesión en este salón de plenos".

En la misma línea se pronunció el concejal de Economía, Agustín Fernández, quien manifestó que es una "agradable experiencia" celebrar un pleno "en esta institución" porque "es la primera vez en mi vida que entro en la Diputación y me encuentro muy a gusto".

DOCTOR GALLEGO La corporación municipal depósito su voto secreto en urna para la apertura del expediente de honra del doctor Luis Gallego, al que la ciudad de Ourense rendirá homenaje por su actividad profesional y calidad humana.

Lo hicieron todos los concejales uno a uno y todos ellos depositaron un sí por lo que hubo unanimidad en la dedicación de una plaza y un busto a este médico ourensano que calificaron como "símbolo de entrega y de honestidad" durante su actividad profesional.

La edil de Servicios Sociales y también jueza instructora de este expediente de honores, Marga Martín, manifestó que el homenaje al doctor Luis Gallego se debe al "destacado servicio público del doctor" además de su "calidad humana". Asimismo, Marga Martín instó al alcalde a que se designe la plaza que llevará "una placa con su nombre y lugares de nacimiento y fallecimiento".