El alcalde de San Juan Entrega a Chamizo un informe del PGOU y sus propuestas de derribo de viviendas

SAN JUAN DE AZNALFARACHE (SEVILLA), 30 (EUROPA PRESS)

El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, ha mantenido un encuentro con el alcalde de San Juan de Aznalfarache (Sevilla), Juan Ramón Troncoso (PSOE), quien le ha entregado un informe en cuanto a los efectos del nuevo Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), --actualmente en fase de avance--, y los efectos sobre una treintena de viviendas que serán derribadas para la creación de una nueva avenida.

En un comunicado, el Ayuntamiento informó de que Troncoso encabezaba una delegación en la que también figuraban el concejal de Urbanismo, Antonio Méndez, el técnico redactor del avance del PGOU, Juan Carlos Muñoz, y el arquitecto del Consistorio, Felipe Castro.

El alcalde entregó a Chamizo un documento en respuesta a la solicitud de informe que demandó la Oficina del Defensor del Pueblo Andaluz tras la presentación de una queja por parte de los vecinos que integran la Plataforma contra el PGOU. En este documento, se detalla la situación actual del documento, en fase de avance y pendiente de respuesta e incorporación de las sugerencias presentadas.

Según indica el texto, "queda manifiestamente claro que serán admitidas algunas de las alternativas planteadas por los vecinos siempre que no se produzca menoscabo del interés general". Igualmente, se traslada al defensor de los distintos contactos mantenidos con los vecinos y de los pasos aún pendientes para que la tramitación del PGOU se complete.

La reunión se prolongó durante casi una hora, ya que el redactor del Plan aprovechó para, sobre los planos, explicar con más detalle el contenido del avance. A la salida, el alcalde sanjuanero lamentó que "se estén haciendo afirmaciones que no coinciden con los contenidos del plan", e incluso aseguró que "se están diciendo mentiras y medias verdades".

Chamizo indicó que aunque los técnicos de su Oficina tienen que analizar el informe presentado por el Ayuntamiento y los datos de la reunión, se puede "tranquilizar" a los vecinos, "lo que ocurre es que hay personas que sus casas serán cambiadas por otras, y esto siempre genera un trauma, una preocupación. Pero esperemos que se haga, y no tengo porque tener dudas, desde la mayor sensatez posible y respetando los derechos de todas las partes".

Una de las principales demandas vecinales se refiere al proyecto de derribo de viviendas para construir una nueva calle que mejore las comunicaciones internas del pueblo. En este sentido, también el alcalde quiso tranquilizar a los posibles afectados al indicar que para lograr los objetivos "se va a afectar inevitablemente a un número de viviendas, que en modo alguno son ni 100 ni 200, que en todo caso son unas treinta y tantas, y que hemos hablado con los implicados y con la plataforma explicando que nosotros reubicaremos en viviendas de semejantes características a las personas antes de hacer ninguna obra ni ningún desarrollo urbanístico en aquella zona".

El equipo redactor del Plan está terminando de analizar las sugerencias recibidas y de incluir las que se han admitido en el plan. El siguiente paso será la aprobación inicial y aún restan al menos tres años para que el PGOU esté definitivamente aprobado incluyendo el visto bueno de la Junta de Andalucía.