El Ayuntamiento aprueba en pleno, por unanimidad, la tercera modificación de créditos extraordinarios de 2009

VALENCIA, 29 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Valencia aprobó hoy por unanimidad, en el pleno ordinario correspondiente al mes de mayo, la tercera modificación de créditos extraordinarios y suplementos de créditos del Presupuesto Municipal de 2009. El concejal de Hacienda y Política Presupuestaria, Silvestre Senent, indicó que esta modificación, por valor de 66,5 millones de euros, es la mayor de las presentadas y señaló que se había planteado "sin pedir una operación de préstamo" y "sin acudir a mayor endeudamiento".

Destacó, durante su intervención en la sesión plenaria, que las medidas adoptadas y aplicadas por el equipo municipal de gobierno en materia económica han permitido que el consistorio "tenga recursos con la liquidación del presupuesto de 2008", según dijo, 93 millones de euros. Aseguró que "nunca se había llegado a una liquidación así" y apuntó que "se ha liquidado todo lo que debía el Ayuntamiento a 31 de diciembre de 2008".

Senent manifestó que la política a seguir por el equipo municipal de gobierno ha sido "intentar sanear las deudas municipales con arreglo a una mejor gestión del presupuesto de 2008", al tiempo que aseveró, en respuesta a los argumentos dados por el PSPV, que "no hay ninguna factura en los cajones" porque todas están reflejadas. Resaltó el "esfuerzo" hecho por el gobierno municipal para lograr esto y "no recurrir a más endeudamiento", y comentó que "el Ayuntamiento de Valencia tiene unas cuentas saneadas".

Respecto a esta tercera modificación de créditos, el concejal socialista Juan Ferrer, manifestó el voto a favor del PSPV pero criticó algunas cuestiones. Así, no se mostró de acuerdo con que "se dé dinero a organismos no suficientemente transparentes" como "Turismo Valencia Convention Bureau y el CEyD", dijo. Señaló que "todo el mundo" ha de tener claro que "una cosa es poner números y cantidades en las partidas presupuestarias y otra hacer pagos".

"Que la contabilidad quede clara no quiere decir que se pueda pagar si no sabemos lo que debemos", aseveró Ferrer, que agregó que "no es suficiente ver el agua tranquila, sino también saber que es potable y que la podemos beber". Silvestre Senent respondió al representante del PSPV que lo que se hace con la operación aprobada hoy es "potabilizar" el agua para poder beberla.

Senent indicó que el ahorro neto del consistorio en los dos últimos ejercicios, 2007 y 2008, ha sido, respectivamente de 68 y de 113 millones de euros, por lo que aseguró que las cuentas municipales "están perfectamente saneadas y transparentes", lo que "ha permitido anticiparnos a muchas de las medidas anticrisis del Gobierno central", precisó. El edil socialista dijo al responsable de Hacienda que "se trata de que las cuentas estén saneadas" y le pidió que "no se empeñe en quitar la frase 'facturas en los cajones'".

ESTABILIDAD PRESUPUESTARIA

Por otro lado, en el pleno se dio cuenta del informe definitivo de Intervención General relativo al Cumplimiento del Principio de Estabilidad Presupuestaria por los presupuestos liquidados y cuentas anuladas consolidadas del ejercicio 2008. Juan Ferrer intervino al hablar de este punto para destacar que este documento "no cumple el objetivo de estabilidad presupuestaria según la normativa vigente".

Agregó que el consistorio se ha salvado de hacer un plan de equilibrio financiero "por la campana" y "por ciertas habilidades", al tiempo que dijo que "si este ayuntamiento hubiera cumplido con sus obligaciones societarias, los pagos hubieran aumentado y el endeudamiento" sería "diferente".

Así, Ferrer comentó que "el Ayuntamiento se salva de hacer un plan de estabilidad presupuestaria porque no cumple con sus obligaciones societarias respecto de la EMT", dado que no la incluye, explicó. Indicó que la EMT está "en el centro del huracán porque ha generado unas pérdidas de 67 millones".

Silvestre Senent lamentó que "todas las intervenciones" del edil del PSPV sean "suposiciones" y aseguró que la administración local "si que cumple el principio de estabilidad presupuestaria" y que "se ajusta a lo que dice la Intervención General de la administración del Estado". Declaró que el equipo municipal de gobierno "sigue dando cuenta con luz y taquígrafos de cuál es la situación financiera del Ayuntamiento de Valencia".

"LEGALIZAR UN GASTO"

Asimismo, en el pleno se aprobó, con los votos a favor del PP y en contra del PSPV la quinta relación de expedientes de reconocimiento extrajudicial de créditos de 2009, por un montante de casi 38 millones de euros. Juan Ferrer consideró que con esta medida "ni se paga ni se cobra" porque lo que se hace es "legalizar un gasto", tras lo que afirmó que el PSPV estima que "se debía haber legalizado el día en el que se produjo y tener cobertura para afrontarlo.

El edil socialista emplazó al gobierno municipal a "administrar bien" y a no esconder la deuda sino a "pedir a la banca la parte de dinero que no tenemos" y "apelar al crédito". No se mostró en contra de pagar pero sí de tener los medios para hacerlo antes y no dejar esperando "hasta dos años" a los acreedores para cobrar. Silvestre Senent respondió que "cada uno paga cuando puede" y mostró la voluntad del consistorio de pagar a los proveedores.

El concejal de Hacienda pidió al Gobierno central que en lugar de dar capacidad a los ayuntamientos para endeudarse más, que "de una vez, ponga en marcha la financiación local". Agregó que las administraciones municipales están "asumiendo servicios que no le son propios".