El Ayuntamiento de Almuñécar asegura que se encuentra en suspensión de pagos

  • Almuñécar (Granada), 21 mar (EFE).- El Ayuntamiento de la localidad granadina de Almuñécar ha anunciado que se encuentra en situación de suspensión de pagos y que sólo tiene garantizado el abono de la nómina de marzo, pero no da garantía de que pueda pagarla durante los meses de abril, mayo y junio.

El Ayuntamiento de Almuñécar asegura que se encuentra en suspensión de pagos

El Ayuntamiento de Almuñécar asegura que se encuentra en suspensión de pagos

Almuñécar (Granada), 21 mar (EFE).- El Ayuntamiento de la localidad granadina de Almuñécar ha anunciado que se encuentra en situación de suspensión de pagos y que sólo tiene garantizado el abono de la nómina de marzo, pero no da garantía de que pueda pagarla durante los meses de abril, mayo y junio.

Así lo ha anunciado el alcalde de la localidad, Juan Carlos Benavides, en un encuentro urgente celebrado en el salón de actos de la Casa de la Cultura en el que reunió a toda la plantilla municipal.

El regidor, que estuvo acompañado por los miembros del equipo de gobierno, ha anunciado que tendrá que hacer "un recorte drástico" en todas las contrataciones municipales aunque darán "prioridad absoluta" al pago de las nóminas.

Además, ha anunciado que el lunes se reunirá con todas las empresas auxiliares que prestan servicios al Consistorio para informarles de "la imposibilidad del Ayuntamiento de pagarles las facturas mensuales en los próximos meses".

Durante su comparecencia, Benavides ha calificado la situación económica en la que se encuentra el municipio de "absolutamente espeluznante" ya que en los treinta años de ayuntamientos democráticos y al margen de las distintas corporaciones, siempre se había pagado la nómina al personal.

El regidor sexitano ha vinculado esta situación con la decisión del Consistorio de asumir la recaudación porque, según ha criticado, la Diputación de Granada le ha remitido el soporte informático relativo al proceso recaudatorio en un formato ilegible y con dos meses de retraso.

A su juicio, resulta "torticero" que la Diputación "esconda, guarde o bloquee" una información que no le pertenece cuando se pone en grave riesgo la hacienda municipal y las obligaciones económicas del Ayuntamiento, así como con todas las empresas contratistas y suministradoras.