El Ayuntamiento de Toledo prevé cerrar el reglamento del taxi para después de Semana Santa

TOLEDO, 26 (EUROPA PRESS) El equipo de Gobierno en el Ayuntamiento de Toledo prevé cerrar el reglamento del taxi después de Semana Santa, para poder llevarlo al pleno para su aprobación inicial, tras el principio de acuerdo alcanzado con el sector, que contempla la concesión por concurso de 10 nuevas licencias. Así lo explicó a preguntas de los medios, el portavoz del equipo de Gobierno, Rafael Perezagua, durante la rueda de prensa que ofreció para dar cuenta de los acuerdos aprobados por la Junta Gobierno Local, marco en el que explicó que será en 2013 cuando se pueda ampliar el número de licencias, en base a las demandas y al incremento de la población. Puntualizó que este incremento en una decena del número de licencias no es casual, sino que se fijó en función del ratio contemplado en el Plan de Transporte Regional, que marca un intervalo para ciudades de más de 50.000 habitantes y capitales de provincia, que va de 0 a 50, y de 1 a 25. "En el primer borrador que se presentó a los taxistas se planteó 1-25, que es una licencia por cada 800 habitantes, pero con la ampliación se va a quedar un taxi por cada 900 habitantes", aseguró. "Estamos satisfechos por haber aumentado las licencias en la ciudad, después de muchos años", admitió el también concejal del Área de Gobierno de Movilidad, Seguridad Ciudadana y Protección Civil, que tuvo palabras de reconocimiento para el esfuerzo que el sector ha realizado "por atender el interés público". Así, añadió que será también después del parón de la Semana Santa cuando se aborde con los representes del sector el Reglamento regulador de este servicio de transporte. Uno de los aspectos de este reglamento es el de la dedicación exclusiva o parcial, indicando que el equipo de Gobierno pretende establecer dedicación exclusiva para el propietario de la concesión, y parcial para el asalariado, para que pueda dedicarse a otras dedicaciones, "algo que ocurre en todos los reglamentos de España", matizó. Respecto a la posibilidad de que cada taxista transporte hasta siete viajeros, el portavoz del equipo de Gobierno defendió que "el planteamiento que ellos hacen va en contra de sus propios intereses, porque lo importante, y sobre todo en estos momentos es que cuantos más vehículos mejor, y si hay siete u ocho personas en una parada, y los recoge un mismo taxi, está quitando parte de negocio al resto de compañeros". Por ello, indicó que esta cuestión se regulará de acuerdo a la legalidad, y esta marca que son cinco plazas incluido el conductor. En cuanto al precio de la licencia de taxi, señaló que los servicios económicos del Ayuntamiento estudian y trabajan en dicha cuantía, sin querer adelantar nada hasta no tener el reglamento aprobado. "Tengo instrucción del alcalde de iniciar el procedimiento de concurso de manera inmediata, pero la adjudicación de la licencia de taxi tiene por normativa regional y estatal, primar la antigüedad de los trabajadores asalariados del sector", apuntó. Dicho esto, manifestó que la valoración económica de las licencias partirá de un mínimo y se podrá valorar en un intervalo de máximos, "porque no es cuestión de que quien más dinero tenga se lleve la licencia", apostillando que en la concesión de al menos más de la mitad de las licencias primará la antigüedad de los asalariados, no de los titulares.