El Ayuntamiento se adhiere por unanimidad al Foro Europeo para la Seguridad Urbana

VALENCIA, 29 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Valencia aprobó hoy por unanimidad adherirse al Foro Europeo para la Seguridad Urbana (FESU), una entidad creada en 1988 con el impulso del alcalde del Epinay-sur-Seine y bajo el auspicio del Consejo de Europa cuya finalidad es "reforzar las políticas de prevención de la criminalidad y promover el rol de las autoridades locales en la elaboración de políticas a nivel nacional y europeo".

Este foro es una Organización No Gubernamental que reúne a más de 300 colectivos locales y que favorece los intercambios de experiencias positivas mediante una cooperación entre ciudades. Este organismo contribuye, tanto a estimular como a orientar las políticas locales, nacionales y comunitarias en materia de prevención de la inseguridad urbana y de tratamiento de la delincuencia.

Se trata de una red europea de expertos, procedentes de universidades y de instituciones públicas y privadas, que asiste a las ciudades para su reflexión común, permitiendo fijar mejor sus objetivos.

La decisión de adoptarse a FESU se tomó hoy durante el pleno ordinario, correspondiente al mes de mayo, celebrado hoy en el consistorio valenciano. El acuerdo se adoptó después de que se aprobara por unanimidad una moción planteada por el primer teniente de alcalde y edil de Grandes Proyectos, Alfonso Grau, y el segundo teniente de alcalde y concejal de Seguridad Ciudadana, Miquel Domínguez, en la que planteaban la adhesión a este organismo.

La participación en esta entidad conlleva el abono de una cuota anual de 6.220 euros. Para hacer frente a esta cantidad, como recoge la moción, se iniciarán "los trámites oportunos para proceder a la aprobación del crédito necesario con cargo a la partida presupuestaria correspondiente del Presupuesto Municipal asignado al Servicio de Relaciones Internacionales".

El Ayuntamiento de Valencia considera "de gran interés" formar parte de esta red "para, en el seno de las instituciones europeas, desarrollar y promover iniciativas de intercambio de experiencias y ejecución de proyectos conjuntos", según el texto de la moción.

RAHABILITACIÓN

Por otro lado, en el pleno se rechazó, con los votos del PP y el respaldo del PSPV, una moción presentada por el concejal socialista Vicente González Móstoles referida al Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación (PEVR) y su aplicación a la ciudad de Valencia.

González Móstoles propuso encargar a la Dirección General de Planeamiento la delimitación de Áreas de Rehabilitación Integral, de Áreas de Renovación Urbana y de áreas de barrios susceptibles de aplicarles el Plan Renove de rehabilitación y eficiencia energética con el objetivo de firmar acuerdos con la Generalitat para su declaración como tales áreas, y programar y ejecutar las obras necesarias.

Asimismo, proponía que la Concejalía de Urbanismo elabore un Plan Municipal de Vivienda Pública Protegida para alcanzar las 1.400 VPP anuales, así como que se presente un Plan Municipal de construcción de alojamientos universitarios y alojamientos para colectivos vulnerables. El edil del PSPV lamentó que el equipo municipal de gobierno "carezca de una política de vivienda" y criticó que tenga suelo retenido "estúpidamente" por parte de la empresa municipal Aumsa para poder construir VPP en la ciudad.

En respuesta a González Móstoles, el concejal de Urbanismo, Jorge Bellver, consideró "mentiras" los planteamientos aportados por el edil del PSPV al defender su moción y le acusó de no preparar las propuestas que plantea al Ayuntamiento. Asimismo, rechazó que afirmara que "por la desidia del Ayuntamiento", no es posible acogerse a los planes estatales.

Bellver aseguró que el consistorio valenciano "tiene planeamientos aprobados" en distintas partes de la ciudad, así como convenios firmados con el Consell y con el Gobierno central para desarrollarlos. Agregó que "todos los planeamientos contemplan áreas de rehabilitación en su máximo nivel" y dijo que el Plan Plurianual de VPP prevé poder ofrecer 1.700 viviendas protegidas. Aseveró que "el 50 por ciento de las licencias de construcción de vivienda nueva en la ciudad de Valencia son VPP".

Comentó también que "lo grave no es la falta de viviendas, sino que los ciudadanos no consiguen financiación de los bancos" y señaló que éste "no es un problema del Ayuntamiento ni de la comunidad autónoma, sino del Gobierno de España". Asimismo, apuntó que las viviendas que pide el PSPV para colectivos vulnerables ya es algo que "ya se tiene en cuenta y se hace".

Jorge Bellver consideró que lo que debería hacer el PSPV es "pedir al Ministerio de Vivienda que ponga a disposición del Ayuntamiento de Valencia los suelos de Artillería" que hay pendientes para nuevas viviendas.

MESAS Y SILLAS

Por otro lado, el PP rechazó también con sus votos una moción del PSPV defendida por el concejal socialista Rafael Rubio en la que pedía que se ampliara en 15 días, de manera extraordinaria, el plazo para la solicitud de licencia de mesas y sillas en la vía pública, dado que una decena de pequeñas empresas de hostelería de la ciudad se habían quedado sin poder prorrogar sus licencias al no pedir en el plazo establecido.

El concejal de Descentralización, Ramón-Isidro Sanchis, justificó el voto negativo de los populares y explicó al respecto que apoyar la propuesta del PSPV supondría "romper las reglas del juego" mantenidas hasta el momento, dado que "siempre se han cumplido los plazos desde la entrada en vigor de la ordenanza hace 6 años". Afirmó que en todo este tiempo no se han admitido excepciones y consideró que aplicar esta excepción sería peligroso de cara a situaciones similares futuras.