El Ayuntamiento y el COAM acuerdan fijar qué documentos se necesitan para obtener una licencia en toda la ciudad

Cada mes de retraso en la concesión de licencia supone un incremento del 1% de la inversión, y la media de las demoras es de un año

MADRID, 26 (EUROPA PRESS)

El Ayuntamiento de Madrid y el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid (COAM) firmaron hoy un convenio para establecer el contenido documental y formal que debe conformar los proyectos técnicos para poder obtener licencias y, así, agilizar los plazos de este trámite administrativo que genera grandes atascos en la Administración.

El alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, y la decana del COAM, Paloma Sobrini, firmaron hoy este documento, con el que ambas partes se comprometen a establecer, en un plazo aproximado de tres meses, qué documentos se deben presentar tanto para obtener licencias residenciales como para las de actividad.

Así, los arquitectos que presenten proyectos al Ayuntamiento sabrán qué documentos deben entregar, independientemente de la Junta de Distrito o del área de Gobierno en el que presenten la información. Y es que actualmente los funcionarios tiene mucho espacio para la interpretación sobre qué se necesita en cada caso, algo que quedará subsanado con este acuerdo.

Así, el visado del COAM será garantía para los técnicos municipales de que toda la documentación para el preceptivo Proyecto Técnico está entregada y cumple con la normativa estatal, autonómica y local, por lo que los funcionarios podrán después revisarla y comenzar la tramitación.

Y es que, según datos municipales, son precisamente estas demoras las que generan mayores retrasos en la concesión de licencias, afectando a un 40 por ciento de las solicitudes recibidas en Urbanismo el año pasado, ya que cada vez que falta alguno de estos papeles la tramitación debe ser paralizada y se pueden acumular retrasos de entre dos meses y un año, con un coste equivalente al 1 por ciento de la inversión por cada mes.

OTRAS MEDIDAS

Por otra parte, el convenio fija también que la coordinadora general de Urbanismo, actualmente Beatriz Lobón, tenga la competencia para dar instrucciones que vinculen a todos los servicios municipales afectados. Asimismo, se pondrá en marcha una Secretaría Permanente.

También se creará una Comisión de Interpretación y Seguimiento de la Ordenanza de Licencias, actualmente en proceso de información pública y que podría entrar en vigor en abril de 2010, estableciendo la colaboración público-privada para dar mayor agilidad y eficacia al proceso. Esta comisión será la encargada de fijar el contenido documental necesario.

En cuanto a las medidas de carácter técnico, se ayudará a intensificar el uso por parte del ciudadano de las herramientas que el Ayuntamiento ofrece para conocer en detalle y de modo previo a su solicitud los aspectos que inciden en la actuación que se quiere realizar, garantizando el principio de seguridad jurídica con un especial esfuerzo informativo a través del nuevo apartado de licencias del portal www.munimadrid.es.

Además, se incrementarán los recursos humanos y materiales de las unidades que tramitan las licencias en Urbanismo, Medio Ambiente y los distritos con 533 nuevos funcionarios entre ingenieros, arquitectos y administrativos y aumentando la flota de automóviles, con el objetivo de conseguir una mayor eficiencia y coordinación.

"Al COAM, este convenio le permitirá avanzar en sus fines institucionales; el ciudadano verá incrementada su seguridad jurídica y celeridad en las tramitaciones, y se facilitará la labor de los técnicos del Gobierno de la ciudad desde el momento en que se unifica el contenido de los proyectos, que tendrán perfectamente tasada la documentación a revisar sin que se pueda ni deba solicitar ninguna diferente", resumió Gallardón.

CARÁCTER DINÁMICO

Es más, este convenio prevé que las medidas adoptadas tengan un "carácter dinámico", por lo que se actualizarán periódicamente los contenidos del documento y el Ayuntamiento "modificará la normativa municipal cuando sea preciso para alcanzar los objetivos" marcados.

"Se trata de una indudable mejora que aporta cercanía, agilidad, transparencia y eficacia en la gestión de las licencias. Somos muy conscientes de que (este tema) ha sido permanentemente aplazado no sólo en este Ayuntamiento sino en todas las corporaciones municipales importantes en tamaño, pero (este acuerdo) será modelo y referencia en toda España", continuó el primer edil.

Según él, se ha dado "un salto a la modernidad en la línea que marca la normativa europea", por lo que cuando el proceso concluya "el ciudadano dejará de ser un súbdito supeditado a la discreción de la administración para ser mayor de edad en su relación con la administración pública, y donde esta colaboración público-privada garantizará el principio de seguridad jurídica, sin demoras en el inicio de cualquier actividad que en cualquier momento, pero sobre todo en época de crisis económica, son capaces de generar riqueza y empleo".

Esta medida garantizará, además, el principio de igualdad ante la Ley, ya que creará un mecanismo para la aplicación uniforme y coherente de todas las normas que inciden en la tramitación de licencias urbanísticas. De momento, el acuerdo es sólo para los expedientes en los que se vea involucrado el COAM, pero cualquier otro colegio interesado podría presentar proyectos similares al Ejecutivo local para alcanzar nuevos acuerdo.

Sobrini, de hecho, se congratuló de que este trámite, "el que siempre ha torturado más al COAM", se haya simplificado, ya que ahora todos sabrán "qué documentos presentar". "Es un primer paso que supone un avance tremendo y una inmensa ayuda", apostilló.