El Cronista de la Villa y periodista Ángel del Río retrata en un libro los 60 años de Carabanchel como parte de Madrid

Al libro lo acompaña una exposición en el Centro Sociocultural San Francisco-La Prensa del distrito

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El Cronista de la Villa y periodista Ángel del Río ha retratado en el libro 'Carabanchel, sesenta años Madrid' las seis décadas que este distrito del sur de la ciudad lleva formando parte de la capital, y ha presentado esta obra en el Centro Sociocultural San Francisco-La Prensa del propio distrito en compañía del alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, y ante un auditorio de unas 200 personas en el que se encontraba también el diputado autonómico José Gabriel Astudillo.

El acto estuvo precedido por una teatralización del epílogo, en el que dos vecinos de Carabanchel, Rafael y Rufino, comentan las diferencias entre el distrito actual y el de su época, cuando aún era un municipio independiente que no había sido anexionado por el 'Gran Madrid', destacando entre otras cosas los avances de la zona --como la llegada del Metro a Carabanchel Alto o la variedad de culturas-- pero subrayando que, aún así, se mantienen "las tradiciones, la identidad y la cultura de los carabancheleros".

Del Río explicó durante su breve intervención que la mayor satisfacción aportada por este libro ha sido la posibilidad de "indagar en la historia de Carabanchel, que es apasionante", además de haberlo transportado a tiempos de su juventud y a sus primeros años en el mundo periodístico. "Ser de Carabanchel imprime carácter, y eso no se ha perdido por muy cosmopolita que sea ahora el distrito", afirmó.

Además, agradeció a Gallardón su presencia en la presentación del libro por su "doble generosidad", por una parte para con el Cronista, "la parte amable, simpática, en la que uno se recrea", y la del "periodista apegado a la actividad y a la crítica de cada día". "Una crítica que usted sabe comprender y aceptar (porque) una cosa es la crítica saludable, honesta, que usted valora y que sabe separar del insulto o de la manipulación que se puede hacer, incluso también de la descalificación personal", continuó.

"Y los periodistas siempre estaremos al lado de la crítica y con la capacidad de equivocarnos pero nunca de insultar, jamás, a nadie, y mucho menos a quienes tienen la difícil tarea de regir los destinos de esta Villa y Corte que nunca han sido fáciles, y que cualquier alcalde que haya tenido Madrid merece ya todos mis respetos", apostilló el escritor.

HOMBRE ENAMORADO DE MADRID

Por su parte, Gallardón le devolvió los halagos, calificando a del Río como un "personaje excepcional", "enamorado de esta ciudad", "crítico con el presente, sincero con el presente y profundamente esperanzador con el futuro".

"Ángel nos cuenta lo que fuimos, pero no desde una mirada nostálgica, sino desde una vocación y voluntad de convocarnos a un futuro desde un presente que sabemos que es fruto del trabajo de muchos años. Él dice que Carabanchel encara el siglo XXI con una situación urbanística y social comparable a otros distritos, que es moderno, con una ambiciosa red de infraestructuras, equilibrado... pero sin que se hayan borrado las señas de identidad de una parte de Madrid que está muy orgullosa de ello", resumió el primer edil.

Además, elogió la decisión que los carabancheleros tomaron hace 60 años de anexionarse a la capital porque, gracias a ello, "hoy Madrid tiene una dimensión suficiente para poder convocar grandes proyectos" y porque con su gesto, el distrito "convocó a otros municipios del sur a hacer lo mismo, lo que hoy permite mirar al presente con orgullo y satisfacción". "No podríamos, si no fuéramos esta gran ciudad, aspirar a ser una gran capital, motor de la economía española. No podríamos ser ese centro pionero de la cultura y el arte, que no seríamos capaces de convocar a tantos ciudadanos de otros lugares del mundo, y no podríamos aspirar a organizar unos Juegos Olímpicos", añadió.

En cualquier caso, reconoció que la unión en un Gran Madrid no significa que los ciudadanos deban perder "sus raíces ni raigambres", pero que tampoco hay que caer en la tentación de mirar hacia atrás "con melancolía", sino que hay que hacerlo "con nostalgia y con orgullo" de lo que se ha sido, de lo que hicieron nuestros antepasados y de lo que se ha conseguido para las generaciones futuras.

Con respecto al libro, lo calificó como "riguroso, basado en un estudio profundo y severo, y optimista al ver cómo la transformación de los espacios y las ciudades es posible realizarla, no por la acción individual de una persona, sino por la acción colectiva de muchos ciudadanos que son capaces de sumar sus voluntades hasta conseguir transformar la realidad".

HISTORIA DE CARABANCHEL

Por su parte, el concejal de Carabanchel, Carlos Izquierdo, hizo un breve recorrido por la historia del distrito, cuyo nombre algunos atribuyen a la palabra 'garabanzal', porque precisamente era ésta la zona donde se producían los garbanzos para los cocidos de todo Madrid.

"Carabanchel forma parte de la historia de Madrid desde sus orígenes, porque es aquí donde se instalaron las primeros asentamientos romanos y árabes. Pero lo es fundamentalmente desde la Edad Media, cuando San Isidro tomó Carabanchel como su principal foco de actividad. Por eso están aquí algunas de las ermitas más importantes donde estuvo, los pozos, los campos donde hizo sus milagros y algunas de las manifestaciones culturales y artísticas más importantes de esa época como por ejemplo la ermita más antigua de Madrid, del siglo XII", relató el edil.

Después, se refirió a los años en que Carabanchel se dividió en dos poblaciones --Carabanchel Bajo, cerca del río, y Carabanchel Alto--, así como el desarrollo industrial de toda la zona y su papel fundamental como lugar de veraneo de la nobleza y la Corte. Tras la Guerra Civil, cuando esta zona también jugó un papel importante ya que uno de los frentes bélicos se situó precisamente aquí, los vecinos carabancheleros tuvieron que enfrentarse a la decisión de si sumarse a un Gran Madrid que ya proyectaba fortalecerse para poder competir con las grandes capitales europeas.

"Carabanchel hizo un gran sacrificio al incorporarse a Madrid y perder su estatus de municipio, pero lo que ganó el conjunto de la ciudad fue mucho más importante", continuó Izquierdo, asegurando que, 60 años después, este distrito es "uno de los que más ha progresado en cuestión de infraestructuras, parques y equipamientos", en parte gracias al Plan Especial de Inversiones. "Y el futuro se plantea extraordinariamente bien con el proyecto de Madrid Río", añadió.

Para acompañar al libro de Ángel del Río, el distrito ha organizado una exposición informativa y con algunas fotografías sobre Carabanchel en estas décadas, que se puede visitar en el Centro Sociocultural San Francisco-La Prensa.