El Defensor del Pueblo declara administraciones entorpecedoras a los ayuntamientos de A Estrada, A Guarda y Barreiros

Las quejas procedentes de gallegos se incrementan hasta las 1.661, lo que supone el 7,13% del total estatal

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 25 (EUROPA PRESS)

El Defensor del Pueblo ha declarado como administraciones entorpecedoras a los ayuntameintos de A Estrada y A Guarda (Pontevedra) y al de Barreiros (Lugo) por no facilitar información a esta institución tras varios requerimientos.

Según el informe del Defensor del Pueblo correspondiente al año pasado, la institución presidida por Enrique Múgica sólo recibió "información parcial" por parte del Ayuntamiento de Barreiros sobre una queja urbanística, lo que obligó al cierre del procedimiento el pasado mes de diciembre. "No se ha facilitado la identidad de la autoridad y del funcionario o funcionarios responsables de la tramitación del expediente a los efectos de exigir responsabilidad", asevera el comisionado.

Una queja en materia urbanística es también lo que ha originado que el Defensor del Pueblo declarase entorpecedor al Ayuntamiento de A Estrada, ya que no contestó la solicitud de información sobre una licencia y las obras llevadas a cabo. En cuanto a A Guarda, la institución censura que el ayuntamiento no haya adoptado medidas para solucionar el ruido y los malos olores que provoca un bar pese a las denuncias reiteradas de una vecina sobre irregularidades en ese local.

En cuanto a la Consellería de Vivenda e Solo de la anterior Xunta, el Defensor del Pueblo también advierte de que se le transmitieron tres requerimientos para que informase sobre unas obras ilegales en una vivienda. Hacer tres requerimientos también fue necesario en el caso del Ayuntamiento de Cospeito (Lugo) en relación a la suspensión del servicio público de transporte que enlaza este municipio con la ciudad de Lugo, así como las poblaciones de Rábade y Abadín.

AUMENTO DE LAS QUEJAS

Los ciudadanos gallegos cada vez recurren en mayor medida al Defensor del Pueblo, institución que ha registrado un aumento del número de quejas procedentes de esta comunidad autónoma hasta las 1.661 registradas el año pasado, frente a las 991 de 2007, según el informe anual elaborado por este comisionado.

Así, la comunidad gallega concentró el año pasado el 7,13 por ciento de todos los expedientes de queja que llegaron al Defensor del Pueblo, mientras que en 2007 las protestas de los gallegos habían supuesto el 5,92 por ciento del total de expedientes tramitados.

La provincia de A Coruña es de la cual procede un mayor número de quejas, puesto que se duplicaron, al pasar de 421 protestas en 2007 a 814 el año pasado. Por su parte, 393 pontevedreses también trasladaron su descontento con diversos asuntos ante el Defensor del Pueblo, mientras que también lo hicieron 229 lucenses y 225 ourensanos.

Del total de quejas trasladadas desde Galicia, un poco más de la mitad, concretamente 851, corresponden a expedientes colectivos, mientras que 810 son reclamaciones impulsadas a título individual por ciudadanos residentes en Galicia.

Asimismo, se incrementó notablemente el número de expedientes de queja que el Defensor del Pueblo recibió procedente del Valedor do Pobo, al pasar de 87 en el año 2007 a 581 el año pasado. De esta forma, Benigno López concentró el 20,67 por ciento de las quejas trasladadas desde los comisionados de parlamentos autonómicos españoles a Enrique Múgica.