El Defensor del Pueblo reprende al Gobierno regional por no informar sobre los derribos de la Cañada Real

MADRID, 7 (EUROPA PRESS)

El Defensor del Pueblo ha reprendido al Ejecutivo autonómico por no enviarle la información que le solicitó hace seis meses en el marco de la investigación abierta por los derribos el pasado octubre de unas 60 chabolas de la Cañada Real Galiana en las que habitaban familias marroquíes.

Según fuentes de este organismo, el departamento que dirige Enrique Múgica remitió el pasado 26 de marzo a la Comunidad de Madrid un segundo requerimiento de información sobre la demolición de las infraviviendas al no recibir contestación del Gobierno de Esperanza Aguirre.

Los desalojados reclamaron entonces ayuda al Defensor del Paciente a través de la mediación de Javier Baeza, el párroco de la iglesia San Carlos Borromeo, que apoya a diario a los habitantes de la Cañada, en su mayoría marroquíes y rumanos. Este poblado, situado a lo largo de 15 kilómetros a la salida de Madrid por la carretera de Valencia, acoge la mayor concentración de viviendas ilegales de España y de Europa.

En la nueva petición de información, Múgica recuerda al Gobierno de Aguirre su deber de colaborar para esclarecer las circunstancias en las que se llevaron a cabo los derribos de las chabolas de la Cañada. Según las fuentes consultadas, la Comunidad de Madrid ha contestado al organismo que recibió la primera solicitud de información hace unos días.

En la investigación abierta, el Defensor del Menor también solicitó información al Ayuntamiento de Madrid y al Ministerio de Vivienda. El departamento que conduce Beatriz Corredor tampoco ha contestado a la petición para remitirle los datos de los que dispone sobre los derribos.