El Gobierno municipal de Vigo pide a la Xunta que tenga un "compromiso de mediación activa" en el conflicto del Metal

PSdeG y BNG acusan al Gobierno gallego de haberse puesto de parte de los empresarios, y a éstos, de "hacer de la precariedad una bandera"

VIGO, 25 (EUROPA PRESS)

El Gobierno municipal de Vigo acordó hoy, a través de la aprobación de una moción presentada en el pleno ordinario, instar a la Xunta a que tenga un "compromiso de mediación activa" en el conflicto del sector metalúrgico de la provincia de Pontevedra, que se salda con cinco días no consecutivos de huelga y varios incidentes entre manifestantes y fuerzas antidisturbios.

La moción, que fue presentada en la sesión plenaria de hoy con carácter de urgencia, fue apoyada por los concejales de PSdeG y BNG, lo que supone 14 votos, mientras que no hubo posicionamiento de la oposición porque, minutos antes, el PP había abandonado el pleno al asegurar que el alcalde iba a limitar las intervenciones y el debate.

En la defensa de esta propuesta, el teniente de alcalde, el nacionalista Santiago Domínguez, defendió el derecho a la huelga de los trabajadores de este sector que, recordó, "salen a la calle para defender sus derechos", y se preguntó "si alguna vez los empresarios estuvieron indefensos". Así, acusó a algunos miembros de la patronal de "incumplir taxativamente" el convenio y de "hacer de la precariedad laboral una bandera".

El teniente de alcalde preguntó "dónde está la Administración que tiene competencias en materia laboral", en referencia a la Xunta, y espetó a la delegada territorial en Vigo, Lucía Molares, que "no vale sólo sentarse a la mesa y levantarse inmediatamente porque no hay acuerdo". Además, acusó al Gobierno gallego de haberse puesto en este conflicto "de parte de los empresarios, la parte más poderosa".

CRÍTICAS A XUNTA Y PATRONAL

Por su parte, el concejal de Empleo, Santos Héctor Rodríguez, acusó a los empresarios de "intentar sacar ventajas y hacer que los trabajadores paguen la crisis". También criticó la "falta de competencias" de Lucía Molares, a la que calificó de "comisaria política", y denunció que las reuniones de ésta con las partes en conflicto, así como la visita de la conselleira Beatriz Mato a Vigo, fueron "un paripé para salir en la foto".

Así, los votos socialistas y nacionalistas dieron luz verde a una moción en la que se acuerda hacer un llamamiento a las partes en conflicto para que retomen la negociación y el diálogo, y demandar de la Xunta un "compromiso de mediación activa, no puramente formal" para remover obstáculos y buscar el fin del conflicto.

Por su parte, José Manuel Figueroa, portavoz del PP --grupo que no estuvo presente en el pleno durante la exposición ni la votación de esta propuesta--, manifestó su deseo de que la negociación del convenio llegue a buen puerto para poner fin a las movilizaciones. En todo caso, recordó que esta tarde, a las 17.30 horas, hay prevista una reunión entre sindicatos y patronal, con la mediación de la Xunta, convocada por la propia Administración autonómica.