El grupo del PP votará en el Pleno en contra del convenio urbanístico de la autovía de Huesca

ZARAGOZA, 25 (EUROPA PRESS) El grupo municipal del PP en el Ayuntamiento de Zaragoza votará en contra del convenio urbanístico de la autovía de Huesca durante la votación del expediente que se debatirá en el Pleno del próximo viernes y que supone la recalificación de 213 hectáreas de suelo industrial en residencial para construir más de 12.000 viviendas entre el barrio de San Gregorio y la Ciudad del Transporte. El voto contario del grupo popular se sumará al voto en contra que ya anunciaron los grupos de CHA e IU por lo que este expediente no se podrá aprobar al no contar con mayoría absoluta el equipo de gobierno PSOE-PAR. Esta es la decisión que se acordó esta tarde después de que los concejales populares mantuvieran una reunión con la presidenta del PP-Aragón, Luisa Fernanda Rudi y el presidente del PP-Zaragoza, Luis María Beamonte. La portavoz del grupo municipal del Partido Popular (PP) en el Ayuntamiento de Zaragoza, Dolores Serrat, aseveró que el voto contrario del grupo popular será "unánime" y subrayó que las discrepancias surgidas en el seno del grupo municipal y que se escenificaron en la comisión de pleno de Urbanismo de ayer "están zanjadas y aclaradas y todos los concejales seguirán la política urbanística que marca el partido y el grupo". En declaraciones a los medios de comunicación, Serrat reconoció que este convenio urbanístico recoge mejoras en cuanto al aumento de VPO al pasar de un 60% inicial a un 66% lo que supone 7.882 VPO de un total de 12.036 viviendas, después de que los populares pusiesen esa condición cuando se inició el expediente el pasado mes de septiembre y el PP era favorable. Según argumentó Serrat, el voto contrario se sustenta en que "una cosa es el contenido del convenio y otra la política urbanística". Además, señaló que este convenio prevé tener suelo disponible para dentro de 10 años" y añadió que el PP considera oportuno desarrollar los suelos de Valdespartera, Arcosur y otras áreas que recoge el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU). "Las cosas tienen que hacerse por orden" aseveró Serrat para añadir que el "urbanismo a la carta, sin visión global puede dificultar decisiones que se deben adoptar con datos objetivos" Serrat concluyó al atribuir esta discrepancia interna del grupo municipal del PP en que "se comenzó a trabajar antes de que hubiera un cambio en la dirección del grupo municipal y eso a los implicados les supone un tiempo para valorar y reflexionar" en alusión a los concejales que manifestaron su disposición a dar el voto favorable a este convenio urbanístico.