El juez deja en libertad aunque imputado por cohecho a un empresario de la trama de Lanzarote

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 31 (EUROPA PRESS)

El juez del Juzgado de Instrucción número 5 de Arrecife (Lanzarote) dejó este domingo en libertad, aunque imputado por un presunto delito de cohecho, al empresario Manuel Reina Fabre, uno de los detenidos ayer en el marco de la denominada 'operación Unión' contra una trama de corrupción municipal en la isla.

El empresario ha quedado en libertad sin fianza imputado por un delito de cohecho, la misma decisión que acordó el juez esta mañana para el constructor Fermín Curbelo y el empresario Antonio Gómez Ruiz, (hijo de la concejal en el Ayuntamiento de Las Palmas de Gran Canaria, Chani Ruíz). El Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC) precisó que las actuaciones e investigación de este caso continúan bajo secreto de sumario.

La llamada 'Operación Unión' investiga un supuesto caso de corrupción urbanística en Arrecife, con posibles ramificaciones en otros municipios de la isla como el de Yaiza, donde también --del mismo modo que pasó en la capital de la isla-- tuvieron lugar diferentes registros durante la semana.

La operación la siguen realizando miembros del Grupo de Delincuencia Urbanística de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil, bajo la dirección del Juzgado de Instrucción número 5 de Arrecife y de la Fiscalía de Medio Ambiente y Urbanismo de Las Palmas. La investigación aún sigue abierta, por lo que no se descartan nuevas detenciones o imputaciones.