El lado más poético de Antonio Vega emerge en un libro con sus mejores letras

  • Madrid, 21 may (EFE).- Las 27 letras más emblemáticas de Antonio Vega se han reunido en "¿Y si pongo una palabra?", un libro que terminó de imprimirse en los últimos días de vida del músico y cuyos textos están "a la altura de los grandes poetas españoles de los últimos tiempos", ha asegurado a Efe su editor, David Villanueva.

Madrid, 21 may (EFE).- Las 27 letras más emblemáticas de Antonio Vega se han reunido en "¿Y si pongo una palabra?", un libro que terminó de imprimirse en los últimos días de vida del músico y cuyos textos están "a la altura de los grandes poetas españoles de los últimos tiempos", ha asegurado a Efe su editor, David Villanueva.

"Un buen poema es siempre el mapa de un tesoro, la crónica de la aventura que sirvió para descubrirlo. Este libro es una buena noticia para los lectores de poesía", afirma el escritor Benjamín Prado en el prólogo de esta antología, que ha sido publicada por la editorial Demipage.

"¿Y si pongo una palabra?" recorre por orden cronológico los textos que Antonio Vega -fallecido el pasado día 12 a los 51 años- escribió para sus canciones, a través de una selección que comienza en "El circo", del primer álbum de Nacha Pop (1980), y que concluye con "Pueblos blancos", de su último disco en solitario, "300 noches con Marga" (2005).

Villanueva seleccionó para el libro los textos que consideró más representativos de las distintas etapas del autor, desde la primera, "más urbana y transgresora", hasta la "más intimista" de sus trabajos como solista.

"¿Y si pongo una palabra?" ha convertido en caligramas algunas de las letras de Antonio Vega. "Antes de que salga el sol" adquiere la inquietante forma de un murciélago y las estrofas de "Luz de cruce" componen dos faros de automóvil, en un juego visual en el que cada texto tiene su propio diseño.

"Leyendo ahora las canciones de este libro, el tamaño de Antonio Vega como letrista aumenta, y para el lector habitual de poesía es sencillo ver el trabajo minucioso que hay detrás de muchos de sus textos", destaca Benjamín Prado en el prólogo, escrito en marzo pasado.

Villanueva explica que durante la elaboración del libro trató de olvidar que lo que tenía entre manos eran letras de canciones -una labor casi imposible cuando uno se enfrenta a himnos como "Chica de ayer"-, para trabajar con los textos como si fueran "poemas sueltos".

El objetivo era demostrar que los versos de Antonio Vega podían acercarse a los de Ángel González, José Hierro, el propio Benjamín Prado, Leonard Cohen, Rimbaud o Apollinaire, y rendir homenaje a un creador que "en varios ocasiones se definió como poeta", señala el editor.

"No es un proyecto oportunista", remarca Villanueva, quien conocía a Antonio Vega desde hace tiempo y que le propuso el pasado mes de octubre reunir sus textos en un libro, una iniciativa con la que el músico se mostró "muy ilusionado".

Pero Antonio Vega no llegó a ver el libro terminado. Su editor le envió un correo electrónico el pasado 4 de mayo que decía: "Este libro es un homenaje a toda tu obra. En él aparecen textos que rondan por las cabezas de muchos de tus seguidores, y no hablo sólo de los que no se pierden ni uno de tus conciertos, que son bastantes, sino de aquellos que han encontrado en tus letras tesoros".

"Cuando murió Antonio teníamos ya el libro entre las manos. Su distribución estaba en marcha", afirma Villanueva.

Y el libro llegó a las librerías una semana después del fallecimiento del músico, de quien su editor ha querido destacar en el título de esta antología su carácter discreto y su cualidad de creador humilde.

"'¿Y si pongo una palabra?' es como si Antonio estuviera pidiendo permiso, como si dijera '¿puedo decir algo?'", explica Villanueva.

Afirma Benjamín Prado que Antonio Vega no escribía poesía, sino canciones, pero que sus canciones "están llenas de versos memorables" y que, sobre todo, "tienen el ambiente de la buena poesía, están hechas de palabras esenciales y no están construidas para flotar en la superficie sino para descender hasta su fondo".