El pleno de Arahal aprueba por unanimidad el plan de inspección propuesto por la Junta para los chalés ilegales

ARAHAL (SEVILLA), 20 (EUROPA PRESS) El último pleno del Ayuntamiento de Arahal (Sevilla) aprobó, por unanimidad de todas las fuerzas políticas, la realización del plan de inspección propuesto por la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio en cuanto a los casi 5.000 chalés o casas que pueblan las 24 urbanizaciones edificadas sobre suelos no calificados para estos usos, según informó a Europa Press el alcalde, Miguel Ángel Márquez (IU-CA). El primer edil explicó que todos los grupos representados en el pleno apoyaron la propuesta del Gobierno municipal de realizar una "plan de inspección" de construcciones según había propuesto el consejero de Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Espadas, en la reunión celebrada el mes pasado con el alcalde, quien posteriormente se entrevistó con los responsables de la Dirección General de Urbanismo y la Dirección General de Inspección Urbanística. El destino de ese plan, según concretó, es "ordenar el territorio" en el que se alzan las viviendas irregulares, distribuidas en 24 urbanizaciones o "pagos", para luego elaborar un "diagnóstico" con la "ayuda técnica" de la Consejería de Vivienda y Ordenación del Territorio, un departamento que no excluye la demolición de las construcciones ilegales que "no tengan cabida en el planeamiento", advertencia paralela a la propuesta de este plan de inspecciones y un inventario de las edificaciones ilegales que protagonizan este caso. "Nos hemos adherido a las propuestas que nos brinda la Consejería", destacó el alcalde asegurando la colaboración de las administraciones y el firme propósito de "impedir que se vuelva a construir" sobre suelos rústicos o sencillamente no urbanizables. Más tarde, una vez avance el procedimiento, se estipulará "qué es lo que se hace caso por caso". Es por ello que los propietarios de estas viviendas, entre los que figuran unos 240 imputados a cuenta de lo irregular de las construcciones, están actualmente cumplimentando unas fichas con fotografías, mediciones y datos de cada una de las fincas.