El pleno de Guillena formaliza mañana la renuncia a la Alcaldía de Justo Padilla tras 30 años en el poder

Padilla asegura recibir del orden de cien cartas al día en las que los vecinos valoran su papel en los 30 últimos años

GUILLENA (SEVILLA), 27 (EUROPA PRESS)

El alcalde de Guillena (Sevilla), Justo Padilla (PSOE), presidirá mañana el último pleno ordinario del mes en curso e, inmediatamente a continuación, hará lo propio con el pleno extraordinario convocado para que la Corporación tome conocimiento de su renuncia "irrevocable" tras 30 años en el poder, todo un punto de inflexión tanto en su vida personal como en la vida pública de este municipio cuyos habitantes están dirigiendo masivamente cartas de agradecimiento al regidor dimisionario.

En declaraciones a Europa Press, Justo Padilla reconoció sentirse "emocionado" ante lo que será su último día como alcalde de este municipio que ha gobernado a lo largo de 30 años, sobre todo porque desde que se hiciera pública su renuncia al cargo, "recibo del orden de cien cartas al día, cartas de puño y letra incluso de personas que no me votan" y que a través de sus escritos valoran el papel jugado por Padilla en el periodo democrático.

"Es muy fuerte", dijo Justo Padilla agradeciendo el calor mostrado hacia él por los vecinos, que "han asumido" su salida del plano político pero siguen "parándome en la calle para hablar conmigo", pues Padilla es uno de los alcaldes más veteranos de la provincia de Sevilla al haber comenzado su andadura hace ya 30 años y deja la Alcaldía legando al PSOE una mayoría absoluta revalidada en varias ocasiones.

"EMOCIONADO"

Justo Padilla admitió sentirse "emocionado" por la respuesta ciudadana ante su renuncia a la Alcaldía, pero consideró que ha adoptado la "decisión acertada" al haber renunciado al cargo dadas sus circunstancias familiares, toda vez que en enero de 2007 Padilla ya había rechazado por los mismos motivos la invitación de la Agrupación del PSOE para encabezar la candidatura socialista a la Alcaldía en las elecciones municipales de aquel año.

Aunque el histórico político esgrimió entonces su desgaste personal tras tantos años en el poder, la militancia y el secretario general del PSOE de Sevilla, José Antonio Viera, le persuadieron para concurrir de nuevo a los comicios, en los que revalidó la Alcaldía de nuevo con mayoría absoluta.

EL ÚLTIMO DISCURSO

Durante el pleno, el propio Justo Padilla protagonizará su último discurso como alcalde para exponer a la Corporación los motivos de su renuncia, ya explicados a la ciudadanía a través de una carta en la que Padilla revela que antes de las últimas elecciones municipales, los órganos del PSOE y él acordaron su propio relevo en la Alcaldía "en el ecuador del mandato", que se cumple justamente el próximo mes de junio. Al respecto, Padilla considera que deja a un Equipo de Gobierno socialista "con capacidades más que suficientes para dirigir este Ayuntamiento".

"Han sido 30 años intensos en los que hemos conseguido la transformación de nuestro pueblo en todos los sentidos y sería absurdo intentar realizar un resumen en esta carta", señalaba además el primer edil en un escrito dirigido a los propios vecinos, a quienes señalaba que "entre las virtudes de un dirigente también está la virtud de saber retirarse y 30 años es un tiempo más que suficiente para la retirada", dado que Guillena no conoce a otro alcalde que Justo Padilla desde que se constituyeran los Ayuntamientos democráticos.

Tras este pleno, el Ayuntamiento de Guillena gozará de un periodo de diez días para convocar un nuevo pleno en el que los socialistas, actualmente en mayoría absoluta, propondrán como candidato a la Alcaldía al todavía primer teniente de alcalde y concejal de Infraestructuras y Vivienda, Lorenzo José Medina Moya, de 30 años de edad.