El pleno del Ayuntamiento propondrá la suspensión de la concesión de nuevas licencias a locales de ocio en varias calles

CASTELLÓN, 28 (EUROPA PRESS)

El pleno del Ayuntamiento de Castellón, dentro de uno de los puntos del orden del día, propondrá mañana la suspensión del otorgamiento de nuevas licencias para locales de ocio en las zonas de las calles Lagasca, Tenerías y de las Tascas de esta ciudad, según informaron en un comunicado fuentes municipales.

Esta medida forma parte de las iniciativas correctoras de los Planes de Acción Zonal que se han puesto en marcha en cada una de estas zonas de ocio cuyo objetivo es evitar la proliferación de nuevos establecimientos durante la aplicación del resto de acciones que recoge el Plan Acústico Municipal de Castellón.

El concejal de Sostenibilidad del Ayuntamiento de Castellón, Gonzalo Romero, destacó que "esta decisión va encaminada a proteger al máximo el cumplimiento de los diferentes planes zonales, pues debemos controlar el número de locales que se encuentran en cada zona para no contribuir con una mayor contaminación acústica, facilitando la normalización y el cumplimiento del resto de medidas que estamos adoptando", dijo.

Romero declaró que "esta medida se refiere tanto a la zona de Lagasca, como la de Tenerías o las Tascas, que son en la actualidad los tres puntos donde se centran los planes zonales". Añadió que en los últimos meses sólo se han presentado dos licencias, que se han rechazado, en la zona de las Tascas, "con lo que hacemos cumplir esta importante medida correctora".

"Tanto los nuevos locales clasificados en el PGOU como de ocio y los que cuentan con ambientación musical no podrán acceder a licencia en estas tres zonas de la ciudad, al menos en el plazo de aplicación del Plan Zonal, que está programado a un año con posibilidad de ser prorrogable", sostuvo.

El edil explicó también que "otras de las actuaciones o medidas correctoras que se han aplicado o se están aplicando en estas zonas son auditorias acústicas, instalación de limitadores en los locales para vigilancia telemática, restricción de horarios, la presencia de agentes de la Policía Local o la realización de campañas informativas y de sensibilización".

Señaló que otras de las acciones que el Ayuntamiento de Castellón está realizando para concienciar a los ciudadanos y combatir la contaminación acústica son las campañas de control de ruido en vehículos en colaboración con la Policía Local o las acciones informativas coordinadas con organizaciones como el "Controla Club", que hacen incidencia en las zonas de ocio y en la población juvenil y también el los centros educativos.

Finalmente, Gonzalo Romero recordó que "el Ayuntamiento de Castellón está procediendo de forma seria y rigurosa respecto al ruido en la ciudad, y nuestra voluntad es reducir al máximo el índice de contaminación por ruido y, principalmente, el del tráfico, que supone el 90 por ciento de las emisiones ruidosas, además de compatibilizar el descanso de los vecinos con el ocio de todas y todos los ciudadanos".

El Plan Acústico Municipal de Castellón vio la luz en mayo de 2008 y entró en vigor el pasado 13 de febrero de 2009 con su publicación en el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana.