El PP rechaza en el Ayuntamiento una moción del PSPV para condenar los insultos de Rus a profesores

Grau dice que no respaldar la propuesta no evita que el gobierno municipal muestre su "más absoluto respeto" al colectivo docente

VALENCIA, 29 (EUROPA PRESS)

El PP, al frente del equipo municipal de gobierno del Ayuntamiento de Valencia, rechazó hoy con sus votos una moción presentada al pleno por el PSPV en la que los socialistas proponían que el consistorio valenciano "condene" las manifestaciones realizadas recientemente por el presidente de la Diputación de Valencia, Alfonso Rus, con las que "insultaba y amenazaba a los profesores que usan el valenciano normativo".

El portavoz popular, Alfonso Grau, indicó que rechazar la iniciativa del PSPV no implica que el gobierno municipal muestre su "más absoluto respeto y consideración, entrega y dedicación al colectivo docente". Los socialistas planteaban también en su moción que "el pleno del Ayuntamiento de Valencia manifieste su apoyo al conjunto de docentes de la enseñanza que tienen la responsabilidad diaria de formar y educar en valores de respeto, diálogo y convivencia democrática a los niños y niñas valencianos".

El escrito del PSPV, que estaba firmado por la portavoz municipal de esta formación, Carmen Alborch, y que defendió en la sesión plenaria el concejal Rafael Rubio, hacía referencia a las declaraciones realizadas por Rus, también presidente provincial del PP en Valencia y alcalde de Xàtiva (Valencia), durante un mitin de su partido en esta localidad el pasado 25 de abril.

En este acto, el responsable provincial llamó "gilipollas" a aquellos profesores que dicen "gairebé" y "aleshores" y dijo que había que "rematarlos". Los socialistas, como recoge su moción, consideran "intolerables" y "lamentables" estas manifestaciones y estiman que suponen "un ejemplo deplorable de insultos y amenazas". Asimismo, planteaban que el pleno del consistorio valenciano mostrara su "apoyo" al "conjunto de profesionales de la enseñanza que educan en valenciano con el único objetivo de potenciar un sistema educativo que utiliza el valenciano como lengua vehicular y que, a la vez, favorece la normalización lingüística en todos los ámbitos sociales".

Rafael Rubio comentó que a su grupo no le hubiera gustado llevar al pleno de hoy una moción de este tipo, pero justificó su presentación ante las afirmaciones hechas por Rus. Opinó que "no se puede amenazar como ocurrió en un acto público por parte del presidente de la Diputación y alcalde de Xàtiva" y dijo que "no se puede subir a una tribuna y amenazar con rematar a alguien".

Añadió, "sin comparar", precisó, que habría que "imaginarse" qué pasaría si las amenazas fueran de un "dirigente de la izquierda abertzale". El edil socialista indicó que el objetivo de la moción era preguntar al Ayuntamiento de Valencia "si condena las manifestaciones" de Rus y "si está o no de acuerdo como institución" con ellas. Precisó que no quería "hablar de Rus" sino de lo que dijo.

"Aquí no se está tratando a Rus sino si esta cámara está de acuerdo con esas expresiones de que hay que rematar a determinados enseñantes que dan clases en el valenciano normativo que respalda la Acadèmia Valenciana de la Llengua (AVL)", explicó al respecto. Rubio defendió la necesidad de debatir la moción porque "no podemos eludir estas expresiones" y "mirar a otro lado cuando se dice esto", subrayó. A su vez insistió en que lo que buscaba la propuesta era "un pronunciamiento del hemiciclo".

"NINGUNA INICIATIVA"

En respuesta al edil del PSPV y en referencia a las alusiones al entorno abertzale, la alcaldesa, Rita Barberá, comentó que Arnaldo "Otegui hizo algo más que amenazas y ustedes --dijo a los socialistas-- le calificaron de hombre de paz".

Por su lado, Alfonso Grau dudó de que Rubio "lamentara mucho" tener que presentar esta moción en el pleno de hoy. Señaló que los populares no presentaron ninguna iniciativa similar cuando en 2004 se les llamó "asesinos", algo "más grave que lo que ha dicho Rus", apuntó.

Al respecto, añadió que el Ayuntamiento de Valencia "no se pronunció para nada" cuando el presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Pedro Castro, "miembro socialista, uso una expresión de falta total y absoluta del más mínimo respeto y falta de consideración democrática para referirse a los votantes del PP". Indicó que lo que no gusta al PSPV es llevar al pleno cosas cuando las dicen ellos.

Sobre las declaraciones de Alfonso Rus, el también primer teniente de alcalde del consistorio valenciano aseveró que "quien debe de corregirlo, ya lo corregirá", además de afirmar que al igual que Castro, el presidente de la Diputación, "también se disculpó". Mostró el rechazo del grupo popular a la moción y dijo que "no nos solidarizamos con las palabras de nadie".