El PP y el PSOE rechazan paralizar la concesión de licencias de emisión a una central de Castejón (Navarra)

MADRID, 12 (EUROPA PRESS) El PP y el PSOE expresaron hoy en el Congreso de los Diputados su rechazo a solicitar al Gobierno que paralice el proceso de asignación de derechos de emisión de CO2 a una central térmica en Castejón, en Navarra, tal y como se pedía en una moción presentada por Nafarroa-Bai. La diputada de Na-Bai Uxue Barkos defendió en su intervención el cumplimiento del protocolo de Kioto y pidió el voto de las filas socialistas en coherencia con la apuesta del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero por las energías renovables y alegando que las emisiones de carbono cuestan al Estado hasta 3.500 millones de euros. A su juicio, es de "sentido común" paralizar la concesión de derechos de emisión a la central que funciona desde 2007 hasta que el Tribunal Supremo no resuelva el recurso a la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Navarra que declaraba nulo el acuerdo del Gobierno navarro para construir una tercera central en Castejón. Barkos esgrimió este mismo argumento para pedir también al Gobierno que no resuelva la declaración de impacto ambiental relativa al proyecto para una cuarta central en la zona, al que se refirió como "Algarrobico térmico" por la "concentración inaudita" de este tipo de centrales en el municipio de Castejón. La diputada socialista María José Fernández Aguirre afirmó que el compromiso del Gobierno con las energías limpias se deja ver en la elección de centrales térmicas de ciclo combinado sobre las de fuel y carbón y subrayó que ya se han reducido hasta un 19 por ciento las emisiones de CO2 de la central a la que se refiere la moción. Por su parte, el diputado del PP Santiago Cervera reprochó a la diputada de Na-Bai que utilice argumentos medioambientales tan amplios como el Protocolo de Kioto para referirse a la concesión de derechos de emisión a una central térmica, al tiempo que no consideró oportuno pronunciarse sobre un asunto que está en los tribunales. Sí mostraron su respaldo PNV, CIU e ICV, para quienes esta iniciativa daba un paso más en el cumplimiento del protocolo de Kioto y una oportunidad al Gobierno de mostrar con hechos sus compromisos medioambientales. "Es una propuesta justa, de sentido común y necesaria", afirmó el diputado del PNV Joseba Agirretxea Urresti.